Cómo comenzar a superar tus miedos

Superar el miedo

Todos tenemos miedo de algo, de cosas reales y de cosas que incluso no lo son pero que pueden llegar a materializarse, de cosas que están en nuestra mente y de cosas que existen y tenemos cerca. Los miedos son algo muy normal y nos ayudan a evitar peligros, pero a veces también nos llegan a paralizar ante cosas que podríamos superar nosotros fácilmente.

Ser valiente supone asumir que tenemos miedo y enfrentarnos a él para intentar superarlo, de forma que nos hagamos mucho más fuertes. Por eso os vamos a dar algunos consejos para comenzar a superar los miedos que nos mantienen paralizados en algunos aspectos de nuestras vidas y que no nos dejan disfrutar de todo plenamente.

Asume que ese miedo existe

Son muchas las personas que lo que hacen ante algo que les da miedo es negarlo y negar que tengan miedo. Simplemente lo evitan y entierran ese pensamiento, pero ese malestar sigue presente, por lo que se puede manifestar de muchas maneras, con estrés o mal humor. Así que lo primero que debemos hacer para superar algo es ser conscientes de que existe y está ahí. Tenemos que aprender a identificar aquello que nos da miedo. No tiene por qué ser algo físico, ya que también podemos tener miedo al compromiso, a abrirnos a otra persona o a conocer gente. Todo puede darnos miedo pero no por ello somos mejores ni peores, ya que todo el mundo siente miedo de algo. Si sabes que tienes miedo puedes identificar a qué le tienes miedo y ver si realmente ese miedo te sirve de algo o solo es un lastre que no te deja avanzar.

Céntrate en lo que temes

Miedos

Para superar el miedo debes mirarlo de frente, es decir, asumir que eso es lo que temes y qué consecuencias podría tener. En la gran mayoría de los casos, al ver lo que nos da miedo de frente, sin evitarlo, nos damos cuenta de que no es tan terrible y de que podemos superarlo. En este caso es importante utilizar el pensamiento lógico, puesto que el miedo es una respuesta más instintiva. Si la lógica nos dice que no debemos temer esa situación o esa cosa entonces podremos comenzar a comprenderlo y enfrentarnos al miedo. Hay que darse cuenta de que imaginar todo lo malo que nos puede pasar es peor que enfrentarnos definitivamente a ello.

Exponerse poco a poco

No en todos los casos se puede hacer, pero si tienes la oportunidad, intenta exponerte poco a poco a esos miedos. Es decir, si te dan miedo  las olas no deberías sumergirte en las más grandes, sino ir probando con pequeñas olas para ir perdiendo ese miedo. Si ves que no te pasa nada, podrás bañarte en olas mayores con el tiempo. Lo mismo ocurre si te dan miedo los perros, intenta socializar con perros pequeños y de buen carácter con los que coger confianza y será más fácil que les pierdas el miedo.

Admite que no puedes controlar todo

Superar los miedos

Las personas que tienen miedo también desean controlarlo, pero debemos admitir que a veces no es posible controlar todo lo que pasa. La vida está llena de incertidumbres para bien y para mal, así que no debemos vivir pensando en todo lo malo  que puede pasar. Deberíamos centrarnos en aquello que sí podemos controlar y sobre lo que tenemos algo de poder. Lo demás debería preocuparnos en cierta medida, pero sin llegar a paralizarnos. Es decir, no sirve de nada preocuparnos por los accidentes de avión antes de subir a un avión creando así un miedo a una situación que puede no darse, pero que no podemos controlar.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.