Cómo combatir las piernas pesadas en verano

piernas cansadas

El verano ya casi llegó y lo cierto es que se nota, porque hace mucho calor y la gente que sufre de piernas pesadas lo está pasando todavía peor. Este no solo es un problema de salud, sino también estético, porque la mala circulación asociada a este problema trae consigo las varices y la celulitis, además de un mal aspecto para las piernas y la temida retención de líquidos.

Por todas estas razones debemos combatir las piernas pesadas, sobre todo cuando debemos enfrentarnos a una ola de calor. El calor empeora mucho  la circulación y hace que tengamos más sensación de pesadez en las piernas. Hay muchas cosas que podemos hacer para sentir nuestras piernas más ligeras este verano.

Realiza media hora de ejercicio

Piernas ligeras

El problema de las piernas pesadas y cansadas es que la circulación no es buena y por eso las notamos así. Para poder sentir que están más ligeras debemos realizar al menos media hora de ejercicio al día. El ejercicio activa la circulación y mejora nuestro estado físico. No tiene que ser un ejercicio intenso, con caminar media hora o más ya conseguiremos nuestro objetivo. Además, debemos tener en cuenta que si pasamos todo el día sentadas o de pie en la misma postura, en un trabajo sedentario en el que no nos movemos, el resultado es una peor circulación, por lo que debemos intentar movernos al menos cada hora.

Duchas en frío

Las duchas en frío son otra manera rápida de activar nuestra circulación. Con la ducha desde abajo hacia arriba y con el agua fría notaremos que las piernas ya no están tan pesadas. Además, esto se puede hacer en cualquier momento al llegar a casa para notar una gran mejoría en la circulación.

Eleva las piernas

Esta es otra forma de mejorar la circulación de retorno en las piernas. Eleva las piernas y mantente en esta postura hasta que las notes más ligeras. Si es algo puntual, con hacer esto de vez en cuando es suficiente, pero para aquellas personas que tienen un problema de circulación más importante, pueden elevar su cama unos quince centímetros en la parte inferior para dormir siempre con las piernas elevadas.

Masajes con cremas

Piernas pesadas

Los masajes siempre ayudan a mejorar la circulación de retorno y a aliviar las piernas pesadas. Si esto lo hacemos con cremas con centella asiática mucho mejor, ya que este ingrediente tiene entre sus propiedades el de mejorar la circulación de forma natural. Los masajes deben realizarse en círculos y de abajo hacia arriba para crear la circulación de retorno. También podemos hacer masajes en frío poniendo las cremas en la nevera. Aunque se trate de una crema hidratante, el efecto frío nos ayudará a mejorar la circulación junto con el masaje.

La ropa también importa

Piernas pesadas

La ropa también influye en nuestra circulación. Y es que una ropa muy ajustada la empeora notablemente, así que debemos llevar siempre ropa confortable que no nos oprima. También es mejor evitar los tacones y optar por calzado plano y cómodo para los pies. Así evitaremos que se nos hinchen los pies y tener las piernas con peor circulación.

Evita la retención de líquidos

La retención de líquidos va bastante unida a la mala circulación, y ambas se retroalimentan. Es decir, que si tenemos mala circulación puede que tengamos más retención de líquidos y viceversa. Para evitar también esa retención de líquidos, debemos evitar la sal en las comidas y tomar mucha agua, al menos dos litros al día entre agua, zumos naturales e infusiones. Notaremos la mejora a la hora de no retener líquidos, así como que nuestras piernas y ano estarán tan hinchadas y por consiguiente las sentiremos mucho más ligeras.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *