Cómo combatir la sequedad en la piel

La sequedad en la piel es un problema que sufre mucha gente, y hay algunas cosas que podemos hacer para evitar tener la piel seca. Puede ser un problema de piel atópica, en cuyo caso debemos tener cuidado a la hora de elegir las cremas y cuidados para la piel. Pero también hay pieles que tienen tendencia a tener la piel más seca de lo normal, lo que requiere una atención diaria.

La sequedad en la piel puede llegar a ser un problema si es excesiva, ya que puede picar y acabar apareciendo escamas o una especie de caspa. Es por es que hay que mantenerla en buen estado, siempre hidratada, ya que estamos ante el órgano más grande de nuestro cuerpo.

Por qué aparece la sequedad en la piel

Hay varios motivos por los que puede aparecer la sequedad en la piel. Uno de los principales es la falta de hidratación, no solo externa sino interna. Hay que recordar que no debemos llegar a tener sed para beber porque la sensación de sed es un síntoma de deshidratación en el cuerpo. Al menos hay que beber dos litros de líquido al día, entre agua, infusiones o zumos naturales. Si bebemos esta cantidad o algo más incluso a diario notaremos la diferencia en la piel.

La piel seca no solo es un tipo de piel que produce menos grasa, sino que además puede estar relacionada con algunas enfermedades de la piel. Estos casos siempre hay que consultarlos con un dermatólogo, el cual nos indicará cuál es el tratamiento más adecuado para cada caso. La psoriasis y la dermatitis atópica son las enfermedades más comunes que dan sequedad a la piel y pueden tener muchos grados, manifestándose sobre todo en momentos de estrés, siendo un problema genético. Pero también enfermedades como la diabetes pueden dar lugar a una piel más seca.

Otra de las causas que debemos tener en cuenta es nuestra alimentación. Una piel sana tiene mucho que ver con una alimentación equilibrada en la que tanto ingerimos vitaminas como proteínas y grasas. Especialmente buenos son los alimentos como el salmón que cuentan con Omega-3 y ácidos grasos esenciales, además de las proteínas, que mantienen nuestra piel en buen estado.

Combatir la sequedad en la piel desde dentro

Una de las premisas básicas a la hora de evitar la piel seca es beber al menos dos litros de agua al día y evitar las bebidas que sean demasiado diuréticas porque nos harán perder más líquidos, los cuales, si tenemos la piel seca, está claro que nos son necesarios. Además, en la alimentación también tendremos un buen aliado. Los alimentos con agua como las frutas nos ayudan a hidratarnos al mismo tiempo que nos proporcionan vitaminas. Como hemos dicho, las proteínas se encargan de mantener en buen estado los músculos y al piel. Por último, las grasas no saturadas son las que ayudan a un correcto funcionamiento de la piel, para que esta reciba el sebo necesario para no estar reseca.

Combatir la sequedad desde fuera

Si tenemos una tendencia a tener la piel seca, entonces también es necesario que le aportemos un extra de hidratación desde fuera. En este caso es mejor decantarse por cremas que sean para la piel seca, ya que tienen mucho más poder de hidratación. En el caso de tener alguno de los problemas antes mencionados, como la piel atópica, tendremos que comprar cremas especiales para este tipo de piel, que evitan los perfumes para no irritarla o crear reacciones. De todas formas, la gran mayoría de pieles reciben bien los aceites naturales. Especialmente el aceite de almendras, el cual se utiliza en muchas de las formulaciones de cremas y productos cosméticos por su poder hidratante.


Categorías

Belleza, Trucos belleza

Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente también me podéis encontrar en MundoPerros, PlayasyResorts, Decoora y Decoluxe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.