Cómo calmar a un bebé nervioso

bebe llorando

Cuando un bebé comienza a llorar nunca lo hace para ponerte nervioso/a, sino para que sepas que se quiere comunicar contigo y transmitirte que tiene un cierto malestar que necesita que le atiendas. Siempre que un bebé comienza a llorar desconsoladamente y no hay ninguna razón obvia para su llanto -como hambre, un pañal sucio o cualquier otra cosa-, es probable que esté nervioso porque quizá esté sobre estimulado y necesite un descanso.

El llanto de cada bebé es y podrás aprender a interpretar el llanto de tu bebé cuando está sobre estimulado y nervioso de cuando no lo está y lo que quiere es que le atiendas alguna necesidad básica. En un bebé nervioso por sobre estimulación, normalmente el grito está acompañado de estiramientos de piernas, de movimientos con los brazos, se lleva las manos hacia el rostro o la boca, se chupa los puños… en un intento de auto calmarse.

Cuando un bebé es un poco más mayor podrás comprobar que está nervioso por sobre estimulación cuando se tira de las orejas, o cuando tira los juguetes, grita o llora o está muy irritado. A continuación te voy a explicar algunos consejos para calmar a un bebé cuando está nervioso a causa de la sobre estimulación que tiene del entorno.

La importancia de hablar con el bebé

Maneras de calmar a un bebé nervioso

Una forma para calmar a un bebé que está nervioso por la sobre estimulación es balanceándote suavemente de un lado a otro con tu bebé en brazos como si fueses un columpio humano. El movimiento rítmico y el poder olerte y sentir tus latidos del corazón le hará sentir consolado y reconfortado, por lo que se calmará.

Si tu bebé ha estado en un ambiente lleno de gente, necesitarás encontrar una habitación o un lugar tranquilo, que tenga luz tenue para que el sistema nervioso de tu bebé pueda tener la oportunidad de calmarse. No esperes que se calme si sigues en una estancia donde hay mucha luz, ruido y gente.

La posición del bebé también es importante por lo que intenta sostenerlo de una forma estable bastante tiempo, como abrazado a ti. Para que así se calme, si puede mirar hacia un punto fijo aun mejor porque se sentirá mucho más sereno.

Hacer sonidos rítmicos mientras le meces es también una buena forma de conseguir que se calme. Puedes hacer sonidos como el típico: ‘sssshhhh…’ que es muy eficaz, ya que es un sonido similar al ruido que tu bebé escuchaba mientras estaba en tu útero.

Si a tu bebé le gusta el agua y está nervioso, una solución es darle un baño de agua caliente para que se calme y encuentre la relajación que necesita. Después envuélvelo en una toalla templada pero seca y te lo colocas abrazado a ti para que pueda estar cerca de tu piel, olerte y escuchar tus latidos del corazón.

Los masajes también son buena idea ya que le ayudará a tu bebé a relajarse y además podría ayudarle a conciliar el sueño. Si no sabes dar masajes a tu bebé puedes pedir consejo a tu pediatra para que te enseñe algunas técnicas que te puedan ayudar.

recuerdos con el bebé

Cantar canciones de cuna también es una buena idea para calmar al bebé nervioso por la sobre estimulación. Escuchar tu voz siempre será una buena oportunidad para calmarse, tu voz relajada es la mejor melodía que puede escuchar tu bebé en cualquier momento.

Hay bebés que se quedan tranquilos con el sonido de una aspiradora de fondo en marcha o de la lavadora. Son sonidos que si son suaves y continuos, les ayuda a encontrar la calma en momentos de nervios.

Si todo lo anterior falla, puedes dar un paseo a tu bebé en el asiento del coche, son muchos los niños que se calman rápidamente e incluso se duermen gracias a la vibración del coche en movimiento.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *