Cómo ayudar a tus hijos a evitar la obesidad

En la actualidad existen muchos niños con sobrepeso u obesidad, tanto es así que se está convirtiendo en una amenazada para la salud mundial. Un niño que está gordo es porque está adquiriendo malos hábitos alimenticios (excepto en casos de enfermedades o condiciones médicas) que le acompañarán durante toda la vida, acarreándole graves problemas de salud.

Es necesario que como padre o madre evites que esto ocurra en la vida de tu hijo. Si no sabes cómo hacerlo, entonces sigue leyendo…

Evita que tus hijos engorden…

  • Sé un buen ejemplo. Si no quieres que tus hijos estén gordos entonces tendrás que escoger un buen estilo de vida. Comienza por ti. Sal a caminar y llévate a tus hijos, come comida saludable y permite que tus hijos lo vean. Mientras más te miren a ti, antes seguirán tu ejemplo.
  • Comidas saludables. Eres lo que comes y tus hijos serán lo que tú comes. Comer comidas saludables es un paso que no puede perderse si realmente quieres que tus hijos mantengan un
  • Cuidado con los tamaños de las porciones. Si bien aún se trata del tema de la alimentación saludable, también debe prestar atención a la “cantidad” de alimentos que le das a tus hijos. No les obligues a comer más de lo que realmente puede.

  • Nada de comida basura. La comida basura es muy mala así que limpia tu despensa y tu nevera de este tipo de alimentos tan nocivos. Motiva a tus hijos a que busquen alimentos saludables si les das dinero para comprar comida en la escuela.
  • El ejercicio, debe ser regular. Es necesario que se haga ejercicio regularmente. Si a tu hijo le gusta correr, apúntalo a atletismo en la escuela. Si a tu hija le gusta el baloncesto apúntale a un equipo mixto o femenino de este deporte. Salid a caminar juntos, correr en casa, jugar a juegos activos, dales tareas a realizar… ¡lo que importa es estar siempre activo físicamente!
  • Desconecta la televisión. La televisión es mala para los niños (les hace tener un cuerpo y una mente sedentaria). Por este motivo debes limitar el tiempo que tus hijos ven la televisión. ¡Que no la vean más de una hora al día! (Y lo mismo ocurre con los videojuegos).
  • Cuidar la hora de ir a dormir. Ir a dormir siempre a la misma hora y poder dormir las horas necesarias es imprescindible para mantener un peso saludable. Tus hijos deben tener un horario para ir a la cama y se tendrá que cumplir. Piensa en la edad que tiene tu hijo y en la cantidad de sueño que le corresponde. A medida que tu hijo duerma mejor empezará a tener un mejor peso.
  • Comprueba el IMC de forma regular. No te fíes demasiado de lo que ves para saber si tu hijo/a está o no engordando. Comprueba el IMC regularmente para poder descubrir si tu hijo/a tiene un peso saludable.
  • No te obsesiones con perder peso. Es fundamental no obsesionarse con perder peso porque si no los niños pueden tener algún trastorno alimenticio en el futuro. La idea no es estar delgados, ni perder peso para estar más guapos… ¡nada de eso! Lo que importa es la salud y alimentarse correctamente llevando un estilo de vida saludable para tener una salud de hierro.


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.