Cómo arreglar una cremallera

Trucos para arreglar cremalleras

¿Estabas cerrando la cremallera de tu chaqueta favorita y se te ha estropeado? ¡Cuántas veces nos ha sucedido! Es uno de los problemas más habituales de nuestro día a día. Aunque nos llevamos las manos a la cabeza cuando ocurre, no vamos a tirar con nuestras prendas, ni mucho mejor. Así que hoy te enseñamos cómo arreglar una cremallera de varias maneras sencillas y muy prácticas.

De modo que cuando te vuelva a pasar, ya hasta sacarás tu mejor sonrisa porque sabes que en un par de minutos la tendrás lista y como nueva. ¿No te lo crees? Pues tan solo debes descubrir todo lo que tenemos preparado para ti y disfrutar de cada una de las soluciones y consejos para arreglar las cremalleras de todas tus prendas. ¿Estás preparado?

Cómo reparar una cremallera que se abre

Una de las acciones que más se suelen repetir es esta. Cerramos la cremallera y vemos que en cuestión de segundos, comienza a bajarse. ¿Cómo arreglar un cierre que se baja? Sin duda, es algo que veremos tanto en mochilas como en pantalones o chaquetas que se cierren con la cremallera. Por lo que si es habitual, tiene que contar con unos pasos sencillos para poder arreglarla en un abrir y cerrar de ojos:

  • Debes colocar el llamado carro, que va con su tirador, o el deslizador en su tope inferior. Es decir, como si dejaras que la cremallera abriera del todo.
  • Una vez situada ahí la pieza movible de nuestra cremallera, intentaremos apretar un poco. Con esto conseguiremos reducir el tamaño de su apertura y hacer que la cremallera en sí se ajuste en sus carriles. ¿Cómo lo haremos? Pues si con las manos es un poco incómodo, ayúdate de unos alicates.
  • Eso sí, no aprietes de más porque sino, conseguirás cerrar el paso. Por ello es importante ajustarlo un poco, probarlo y si todavía no funciona, volver a repetir el proceso.

Sin duda, es uno de los métodos más rápidos y sencillos, que terminan por funcionar. Así que como decimos, si ves que a ti no, intenta un par de veces porque con insistencia seguro que te saldrá a la perfección y podrás volver a usar tus prendas favoritas.

Cómo arreglar una cremallera que se atasca

Cómo poner un tope a una cremallera

Claro que por otro lado, también pueden ser los topes quienes resulten un problema en nuestra vida. Porque cuando se van desgastando ya no cumplirán su función como tal y harán que la cremallera se descontrole por completo. Así que, en este caso vamos a ver cómo poner un tope a una cremallera, sacando nuestra vena más ‘manitas’ y optando por las manualidades.

  • En este caso necesitas un trozo de tela rectangular. Lo mejor es que sea del color de la prenda que vas a arreglar o bien, de la cremallera en cuestión. Aún así siempre lo dejamos a tu elección.
  • Ahora debes hacer dos marcas a ambos lados de la tela y colocar los bordes hacia dentro. Como si se tratara de una puerta con dos aperturas o ventanas. Para poder hacer bien las marcas, basta con planchar la tela.
  • Ahora debemos colocar la cremallera dentro de la tela y de esos bordes que hemos señalado. Es el momento de coser.
  • Cuando ya lo tengamos cosido, tan solo debemos cortar los sobrantes. Verás cómo gracias a la base cosida, la cremallera nunca pasará estos topes de tela.
  • ¡Ahora solo queda que se la coloques a cualquier complemento o prenda! No damos las medidas de la tela ni de la cremallera porque eso dependerá de dónde quieras colocarla. Pero independientemente del tamaño, el proceso será siempre el mismo.

Cómo arreglar una cremallera con un tenedor

La verdad es que los trucos caseros nos encantan, porque suelen tener las mejores y más rápidas soluciones. Para evitar dañar las manos o hacer fuerza innecesaria, recurrimos a algunas ideas como esta. Se trata de poder arreglar una cremallera con un tenedor. ¿A qué te parece increíble? Pues lo vas a conseguir en un abrir y cerrar de ojos. Si la cremallera se no cierra o se ha separado de sus dientes, entonces debemos seguir un sencillo paso.

Coloca en los dientes del tenedor, el carro o deslizador y asegúrate de que está bien sujeto. Luego, por sus dos orificios iremos colocando las tiras de la cremallera, cada una en su lugar. Solo hay que encajarlas y tirar ligeramente, porque será el tenedor quien nos ayude realmente. Como bien hemos comentado, será en un abrir y cerrar de ojos que tengas ya lista tu cremallera. ¡Si no te ha quedado del todo claro, no te pierdas el vídeo!

Cómo volver a poner un cierre que se salió

En ocasiones el cierre, o también llamado el carro que es la parte metálica y movible, puede salirse de su sitio. Esto es por el desgaste de la prenda o complemento, porque los topes también han cedido, etc. Sea cuál sea el motivo, la solución también la tenemos al alcance de nuestra mano y esa es siempre una gran noticia. Por ello lo que tenemos que hacer es realmente sencillo. Aunque ojo, en ocasiones eso de cómo arreglar una cremallera no siempre nos sale a la primera.  Tan solo debemos insistir un poco y lo conseguiremos.

Lo que vas a hacer es sujetar los dos extremos de la cremallera en cuestión. Una vez que los tengas entre las manos, tienes que colocar ese cierre que mencionamos. ¿Cómo lo hacemos? Pues primero lo encajamos en un extremo y luego, en el otro. Aquí viene la parte complicada porque en nada que nos movamos puede desprenderse la cremallera. Así que, intentaremos ir poco a poco, ya que el truco está en tener pulso y sujetar bien cada parte. Cuando lo tengamos situado, hacemos una ligera presión en él para que vaya deslizando la cremallera y sí, lo hará. Tal y como apreciamos en el vídeo, parece complicado de conseguir a la primera pero sale y entonces ya lo seguirás aplicando cada vez que te suceda.

A partir de aquí y cuando tengas la cremallera montada, sí que sería necesaria el acordarte de no abrirla en la totalidad si es posible. Aunque cuando puedas, lo mejor y más seguro será añadir unos topes para evitar que de nuevo tengamos el mismo problema para solucionar.

Cómo arreglar una cremallera que se atasca

Cómo arreglar una cremallera que se atasca

Sí, sabemos que es otro de los problemas que nos podemos encontrar. Cuando se atasca una cremallera tenemos que buscar el motivo. En ocasiones es tan sencillo como que parte de la tela se queda pillada al abrir o cerrar la cremallera. Pero en otros casos no vemos tela ni ningún tipo de hilo, así que debemos optar por otro de los remedios caseros que tenemos a nuestra disposición.

Si te estabas preguntando cómo arreglar una cremallera atascada, tienes que saber que lo harás con jabón o crema hidratante. Ambas opciones son perfectas y no solo para tu piel. Tienes que humedecer la parte de la cremallera con un poco de jabón líquido y unas gotas de agua o directamente con un poco de crema hidrante. Haz todo el recorrido de la cremallera con estas soluciones. Ya que es una manera de eliminar suciedad y hacer que la cremallera funcione de nuevo como si nada.

Cómo arreglar una cremallera de pantalón

Cómo arreglar una cremallera de pantalón que se baja

Cuando nos sucede que una cremallera del pantalón se baja, podemos decir que es uno de los momentos más incómodos que viviremos. Pero como tal, también hay que decir que tiene fácil solución. Por un lado, si no estás en casa, entonces te daremos algunos de los trucos más sencillos y que sí pueden estar al alcance de tu mano:

  • Seguro que tu llavero tiene una parte redonda de donde colgarán las llaves o los detalles que lleves contigo. Pues bien, dicho aro se puede colocar en el tirador de la cremallera. Luego la subimos y lo colocaremos alrededor del botón del pantalón. ¡Solucionado!
  • Si no tienes llavero pero sí unas gomas elásticas, entonces también harás lo propio. Colócala por el agujero del tirador y luego, sujétala en el botón de tu pantalón. Al menos sabes que tienes un buen apaño hasta llegar a casa. Del mismo modo que si tienes un clip de hojas, también puedes darle forma y realizará su trabajo como nunca.

Una vez en casa, no hace falta que tires el pantalón ni tampoco que cambies toda la cremallera. Ya que como hemos mencionado, siempre es un trabajo más complicado. Lo que podemos hacer es simplemente comprar un nuevo carro o deslizador, es decir, la parte metálica. Pero no solo eso, sino que si crees que dicha parte está bien la ajustarás con un alicate como explicamos en el apartado primero. Además, necesitas retirar los topes y colocar unos nuevos. Suelen ser de metal y se retiran con unos alicates y se aseguran también con ellos haciendo una presión.

Arregla una cremallera de una mochila

Cómo arreglar las cremalleras de las mochilas

Las mochilas, carteras o bolsos tienen a estropearse. Pero antes de que su tela se resienta, seguro que es la cremallera quien da más problema.  Pues si no abre ni cierra, debes tomar cartas en el asunto antes de tirarla.

  • Por un lado, una de las grandes soluciones es descubrir si sus dientes está correctos para poder desplazarse. Para ello necesitas de algo un poco afilado, que puede ser un lápiz o un extremo de los clips de papelería. Irás repasando con ello los dientes de la cremallera para poder decir adiós a suciedad incrustada o pequeños hilos.
  • Por otro lado, Lo que se puede hacer es retirar  la parte metálica, carrito o desplazador. Luego, quitaremos tanto algunos dientes de la cremallera en su parte inferior. Será aquí donde en lugar de dichos dientes metálicos, le des unas puntadas a cada parte por separado. Estas puntadas servirán de topes. Cuando los tengas solo queda poner de nuevo la parte metálica y listo. ¡Seguro que funciona!

Ahora ya sabes cómo puedes reparar la gran mayoría de los problemas que supone tener una cremallera estropeada. ¿Tienes tú alguna otra solución que no hayamos mencionado?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.