Cómo aprender a ser más positivo

Todo el mundo ha pasado por momentos en los que lo vemos todo en negativo, en los que solamente vemos lo malo que nos ocurre, de modo que podemos llegar a desarrollar un estado depresivo. Además, hoy en día nos sumimos en una vorágine de actividades y rutina que a veces no nos dejan disfrutar como deberíamos del día a día. Esto se traduce en estrés y depresiones, que son problemas que se extienden cada vez más.

Aprender a ser más positivo es algo que podemos hacer por nosotros mismos. Trabajando día a día en ello seremos capaces de mejorar nuestro estado de ánimo, nuestras relaciones e incluso nuestra salud añadiendo el positivismo a nuestra vida. Pero ser más positivo requiere también trabajo constante y una serie de pautas que nos pueden ayudar.

Alimenta el pensamiento positivo

El pensamiento puede tener repercusión directa sobre nuestras emociones y sobre nuestro estado de ánimo. Está comprobado que si solo nos centramos en lo malo segregamos la hormona del estrés y esto influye de forma negativa en nuestra salud. Es por eso que debemos acostumbrarnos a alimentar el pensamiento positivo. Si bien la genética determina en un primer momento quiénes son más positivos, esto también se puede aprender y mejorar día a día. En el momento en el que veamos que tenemos muchos pensamientos negativos acerca de algo es mejor cortarlos y centrarnos en otra cosa, en algo que nos resulte positivo. Evitar el estrés hace que nuestro cerebro pueda encontrar de forma más sencilla una solución al problema para afrontarlo mejor.

Aprende de tus errores

A veces cometemos errores o nos salen las cosas mal. Es algo inevitable en la vida. Pero no por ello debemos hundirnos o centrarnos en el error. En este tipo de casos debemos pensar que todo fallo o todo problema supone un aprendizaje que nos hace un poco más fuertes para afrontar algo parecido si vuelve a ocurrir.

Busca el placer a diario

Como decíamos, a veces nos vemos tan inmersos en la rutina del día a día, en las responsabilidades y en el trabajo, que nos olvidamos de disfrutar a diario. El problema es que con el tiempo dejamos de disfrutar con las pequeñas cosas, tal y como hacen los niños que están descubriendo el mundo. Cada día tenemos que disfrutar de cosas que nos gusten, ya sea ir a clases de algo que queremos aprender, tomar un dulce que nos encanta o quedar con algún amigo para hablar con él. Esto nos hace valorar cada día y cada momento mucho más.

Intenta hacer lo que te gusta

Hacer lo que a cada uno le gusta puede ser una fuente de placer y felicidad. Ya sea jugar al videojuego, andar en bicicleta o escribir poemas. Cada persona tiene alguna afición o algo que se le da bien. Todos hemos experimentado esa sensación en la que nos centramos en lo que hacemos y nos olvidamos de lo demás. Precisamente eso es bueno para nosotros, ya que nos ayuda a disfrutar del momento.

Haz una lista de cosas positivas diarias

Una forma de no olvidarnos de que tenemos cosas que agradecer a diario es precisamente apuntarlas. Hacer una lista con unas tres cosas positivas que hayamos tenido ese día nos hará ver el vaso medio lleno siempre. Es una forma de no centrarse en lo malo sino en todo lo bueno que nos ofrece cada día.

Haz una lista de logros

Esta es otra forma de ser más positivos y más benévolos con nosotros mismos. Hacer una lista de los logros que hayamos tenido en un mes o en un año es algo bueno para nosotros, ya que nos hará ver las fortalezas que tenemos y lo bueno que hemos conseguido.



Licenciada en Publicidad, lo que más me gusta es escribir. Además, me atrae todo lo que es estéticamente agradable y bello, por lo que soy fan de la decoración y de la moda. Actualmente también me podéis encontrar en MundoPerros, PlayasyResorts, Decoora y Decoluxe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.