Cómo aprender a relajarse

Relajarse

El estrés de la vida diaria puede llegar a pasarnos factura, ya que son muchos los factores que pueden contribuir a que aumente. Es por eso que resulta fundamental aprender a relajarse a diario, con algunas técnicas y recursos que hagan que mantengamos nuestro estado de ánimo positivo. Si aprendemos a relajarnos a pesar de las circunstancias esto hará que nuestro sistema inmunitario salga fortalecido, puesto que el estrés puede debilitarlo.

Hay muchas formas de relajarse, pero somos nosotros los que tenemos que encontrar la mejor forma de hacerlo. Cada persona reaccionará de una manera diferente ante las circunstancias y por eso es fundamental que sepamos cómo controlar el estrés.

Analiza lo que te preocupa

Relajarse

En ocasiones nos preocupamos por cosas que realmente no son tan importantes y que con el tiempo dejan de ser el centro en nuestra vida. Al pasarlas nos damos cuenta de que nos preocupamos en exceso por ellas, influyendo negativamente en nuestro estado de ánimo. Debemos analizar lo que nos preocupa y darle su justa importancia. En ocasiones al profundizar en el tema nos damos cuenta de que nos estamos estresando por cosas que realmente no son tan importantes en nuestra vida, de ahí que podamos minimizar el problema.

Evita pensamientos negativos

Muchos de nosotros tenemos la tendencia de utilizar pensamientos negativos hacia nosotros o las situaciones que vivimos. Esta negatividad aumenta la inseguridad que tenemos y también hace que veamos las cosas con una perspectiva más pesimista, lo que no ayuda a resolver los problemas. Los pensamientos positivos pueden hacer que nos relajemos y aprendamos a mejorar nuestro estado de ánimo desde dentro. Si te das cuenta de que estás teniendo pensamientos negativos intenta cambiarlos en el momento por algo más positivo.

Ejercicios de respiración

Tanto en el yoga como en otras disciplinas saben lo importante que es controlar nuestra respiración para aprender a relajarse. Podemos comenzar por aquí para aprender las técnicas de relajación. Una de las más básicas consiste en sentarse en un lugar tranquilo y en una postura que nos resulte cómoda. Comenzaremos a inhalar por la nariz y expulsar el aire por la boca poco a poco. Si nos concentramos en nuestra respiración nos daremos cuenta de que la relajación llega rápidamente. Esto podemos hacerlo a diario durante unos minutos y nos daremos cuenta de los beneficios que tiene, pues aprenderemos a relajarnos fácilmente.

Realiza una actividad entretenida

Realizar actividades

La mente puede llegar a relajarse si se encuentra entretenida en algo que nos proporciona buenas vibraciones. Todos tenemos aficiones que a veces olvidamos por el estrés diario, pero es importante saber retomarlas y no dejarlas, porque nos ayudan a mejorar nuestro estado de ánimo. Puede tratarse de la lectura de un libro interesante, realizar pasatiempos, aprender un idioma o tocar la guitarra. Solamente debes recordar cuál es esa actividad que tanto te gustaba y dejar tiempo para ella. Verás que te sentirás mucho mejor una vez distraigas tu mente de los problemas con algo que te resulta agradable.

Toma una infusión relajante

Infusiones

Hay bebidas que pueden ayudar a relajarnos desde dentro. Es algo sencillo que nos puede ayudar a dormir. Existen infusiones de valeriana que nos relajan fácilmente, por lo que si somos personas que nos estresamos podemos tenerlas a mano y tomarlas como ayuda para relajarnos. Además este tipo de infusiones no tienen efectos secundarios, por lo que son ideales para cualquier persona.

Haz deporte

Está comprobado que el deporte nos ayuda a liberar endorfinas, que nos aportan felicidad, y que también rebaja de forma efectiva el estrés. Así que puedes apuntarte a alguna actividad o simplemente salir a caminar a diario. Verás que te sentirás mejor en poco tiempo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.