Cómo aprender a gestionar el tiempo y reducir el estrés

Gestionar el tiempo para combatir el estrés

La falta de tiempo es una importante causa de estrés, un temporizador que a cada momento te recuerda que no podrás llegar a todo lo que te propones. Un problema que puede convertirse en crónico y que a su vez te lleva a tener menos tiempo y más estrés. Porque es el propio agobio lo que te impide centrarte y encontrar el tiempo que necesitas para ti, para tus tareas, para llegar a todo.

El estrés no es más que una reacción física, una reacción frente a una situación que requiere de cierta atención. Una respuesta a un estímulo, esa es la reacción natural de estrés, la que te mantiene en alerta. El problema es que el estrés puede volverse crónico y puede terminar por convertirse en la causa de otros muchos problemas. Por ello, es esencial aprender a gestionar el estrés y los factores que lo provocan.

Gestionar el tiempo para reducir el estrés

El tiempo es limitado con respecto a las muchas tareas que se deben realizar cada día. Por ello, aprender a utilizar cada minuto de forma eficiente es esencial para sacar el máximo provecho a las horas funcionales del día. No consiste en hacer las cosas más rápido, ni eliminar tiempo de ocio o descanso para apurar más el día. Si no de hacer uso de herramientas que te permitan distribuir mejor las tareas en función del tiempo.

De forma que puedas reducir el estrés y disfrutar de un mejor estado de salud. A continuación encontrarás algunos consejos y pautas para aprender a gestionar mejor el tiempo, así como actividades con las que desconectar y reducir el estrés.

Diferenciar las tareas urgentes, de las importantes

Lista de tareas

Quizá pueda parecer que son lo mismo, pero existen diferencias entre tareas que son urgentes y entre las que son importantes. Una tarea urgente implica que tiene un plazo, lo que supone que se debe hacer a la mayor brevedad. Una tarea importante es algo que se debe hacer, cuanto antes mejor, pero no pasa nada si se aplaza temporalmente. Ahora bien, seguir un orden y cumplir con todo es necesario para evitar que las tareas importantes se vuelvan urgentes, porque entonces es cuando se convierte en una fuente de estrés.

Organiza tus tareas

Si cada día tienes que cumplir con varias tareas, es muy importante planificarlas y organizarlas con antelación para poder afrontarlas. Puedes utilizar una agenda, un planificador semanal, las notas del móvil, incluso, todo a la vez. No existe un método único para todo el mundo, porque cada persona tiene una forma diferente de organizarse. Lo que sí es muy importante es que cada noche dediques unos minutos a organizar las tareas del día siguiente.

De esta forma, podrás distribuir el tiempo disponible entre todas las obligaciones que tendrás que cumplir. Ese será el momento para discernir entre tus tareas pendientes y priorizar entre las que son urgentes o las importantes. Tener el día bien organizado te ayudará a descansar mejor, con la mente más despejada. Pero además, al día siguiente cuando vayas tachando las tareas realizadas, sentirás un enorme placer que te ayudará a reducir el estrés.

Aprende a ver los momentos ocultos

Leer para reducir el estrés

Cada día existen infinidad de momentos ocultos, tiempo que queda entre tareas que a menudo se pierde por no saber bien qué hacer. En esos momentos pueden perderse muchas horas útiles cada día. Tiempo que podrías destinar a otras cuestiones tan importantes como hacer ejercicio, leer o escuchar música mientras dedicas un tiempo a tu propio bienestar.

Prueba durante unos días a anotar a qué hora empiezas cada tarea y cuándo la terminas. Después de unos días descubrirás cuántos minutos libres se suman y así, en poco tiempo podrás aprovechar esos periodos de tiempo para hacer cosas en tu propio beneficio. Porque cuidarse, tanto a nivel físico como a nivel mental, es la clave para gozar de un estado de salud pleno. Cuida tu cuerpo y tu mente y no solo serás más eficiente, si no que además serás mucho más feliz.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.