Cómo aliviar los sofocos nocturnos en la menopausia

sofocos noche

La menopausia es una etapa más en la vida de las mujeres que consiste en el fin de su ciclo menstrual y en de su capacidad para tener hijos. Esta etapa suele producirse entre los 45 y 55 años y supone una serie de cambios físicos y emocionales a causa de las fluctuaciones hormonales.

Uno de los síntomas más habituales suelen ser los sofocos nocturnos, llegando a tener cierta incidencia negativa a la hora de conciliar el sueño y en el día a día. En el siguiente artículo vamos a hablarte de manera más detallada de los sofocos nocturnos y cómo tratarlos.

En qué consisten los sofocos nocturnos

Los sofocos nocturnos suelen provocar una serie de síntomas bastante claros como la sensación repentina de mucho calor, sudoración excesiva y enrojecimiento de la piel, principalmente en la zona de la cara, cuello y pecho. Estos sofocos van a provocar despertares frecuentes e dificultades para poder dormir de una manera óptima y adecuada.

Cuáles son los motivos de los sofocos nocturnos

  • El principal motivo por el que se producen los sofocos nocturnos es la fluctuación y disminución de los niveles de estrógenos y progesterona en el organismo. Estos cambios hormonales van a afectar de una manera directa al sistema de regulación de la temperatura del cerebro, dando lugar a la sensación molesta de un calor intenso.
  • El estrés de tipo emocional también puede estar detrás de los sofocos nocturnos.
  • Otro de los factores es una mala alimentación como es la ingesta excesiva de alcohol, de cafeína de alimentos picantes.
  • Un estilo de vida poco saludable con poco ejercicio y durmiendo mal puede provocar que se produzcan los sofocos nocturnos.

sofocos

Cómo se pueden aliviar los sofocos nocturnos

Cambios en el estilo de vida

  • Mantener el dormitorio bien fresco es importante a la hora de disminuir los sofocos nocturnos. Puedes usar un rato el aire acondicionado y cubrir la cama con sábanas que sean de un material ligero a la vez que transpirable, como ocurre con el algodón.
  • Es importante tener una buena higiene del sueño, evitando el ver pantallas unos minutos antes de acostarse o no ingiriendo ni alcohol ni cafeína.
  • Practicar ejercicio físico de una manera regular ayuda a disminuir los sofocos nocturnos. No dudes por tanto en salir a caminar unos minutos al día o el montar en bici para disfrutar del aire libre.

Cambios en la alimentación

  • Algunos alimentos y bebidas pueden llegar a provocar sofocos. Es aconsejable por tanto el evitar el consumo de cafeína, alcohol, alimentos picantes y comidas pesadas antes de irse a la cama.
  • Hay una serie de alimentos que pueden ayudar a aliviar los síntomas propios de la menopausia. De esta manera puedes incorporar a tu dieta alimentos como la soja o las semillas de lino.

Terapias naturales

  • Las isoflavonas que están presentes en la soja pueden ayudar a reducir la intensidad de los sofocos. El consumo de las mismas en forma de suplementos debe ser consultado con un médico.
  • El aceite de onagra y los suplementos de ácidos grasos omega-3, son bastante eficaces a la hora de reducir los sofocos nocturnos.

Tratamientos médicos

  • La terapia hormonal es bastante efectiva a la hora de disminuir el número de sofocos nocturnos. Con dicha terapia se busca el equilibrar los niveles de hormonas en el organismo. Si se opta por realizar la terapia hormonal hay que hacerlo bajo supervisión de un médico, debido a sus efectos secundarios.
  • Existen medicamentos que no son hormonales, como es el caso de algunos antidepresivos que pueden ser efectivos a la hora de reducir los sofocos.

Técnicas de relajación

  • La meditación y el mindfulness ayudan a reducir el estrés y a tratar los sofocos. Ese tipo de técnicas permiten relajarse y conciliar mucho mejor el sueño.
  • Practicar respiraciones profundas antes de irse a la cama puede ayudar a calmar el sistema nervioso y reducir el número de sofocos nocturnos.

En definitiva, los sofocos nocturnos suponen un auténtico desafío para muchas mujeres que sufren la menopausia, pero por suerte existen diversos tratamientos que pueden ayudar a aliviarlos.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.