Cómo afrontar la discapacidad de un hijo

actividades para niños con discapacidad

La maternidad está plagada de momentos inolvidables, algunos buenos y otros devastadores, como puede ser afrontar la discapacidad de un hijo. Cuando una sueña con sus hijos los imagina de determinada manera, el color de pelo, la forma de la nariz o la boca. Incluso, te imaginas cómo será su futuro profesional, todo lo que te gustaría enseñarle o cómo ayudar a tu hijo para tener un gran éxito en la vida.

Todo eso se vuelve difuso cuando un día llega el diagnóstico de la discapacidad. Independientemente de cuál sea el motivo, ya sea una discapacidad física o intelectual, el golpe es demoledor. Pero una sigue siendo madre, tu sigo continúa siendo vulnerable y necesita tu apoyo para seguir creciendo como un niño que es. Para ayudarte en este proceso, te dejamos estas estrategias para afrontar la discapacidad de un hijo.

Mi hijo tiene discapacidad ¿por qué a mí?

Tristeza

Es normal que esa sea la primera pregunta que llega a tu cabeza, no es egoísta ni mucho menos. Es una reacción lógica de un ser humano sufriendo por lo que más quiere en la vida. Recibir la noticia es devastador, te paraliza, te deja desolada, no sabes cómo reaccionar. Todo es fruto de la incertidumbre de no saber qué futuro le espera a tu hijo, porque eso es lo más aterrador.

Pero el futuro es incierto en cualquier caso y eso es lo primero que debes valorar para poder afrontar la discapacidad de un hijo. Uno puede hacer planes, pero nunca sabrás qué te depara el futuro y nadie lo tiene garantizado. Por lo que no te martirices con el tiempo, vive el día a día y ayuda a tu hijo a superar cada momento. En cuanto a la pregunta que seguramente te atormenta la cabeza, quizá la respuesta sea que te ha tocado a ti porque eres la persona perfecta para superar esta situación con tu hijo.

Pide ayuda profesional

Terapia

Gestionar un problema de tal magnitud no es fácil y dejar que te hunda del todo es fatal para ti misma y para el bienestar de tu hijo. Si tu no estás bien no podrás ayudar a tu hijo y te necesita mucho. Por lo que no dejes pasar la oportunidad de pedir ayuda profesional. La terapia es esencial para liberar tu dolor, para encontrarle sentido a lo que estás sintiendo y lo más importante, para encontrar herramientas con las que gestionar esta complicada situación.

Tu hijo sigue siendo un niño, que la discapacidad no ensombrezca su infancia

El niño no entiende que tiene una discapacidad, no se siente diferente, es un niño más que necesita a sus padres y a las personas de confianza para crecer y ser feliz. La discapacidad duele, pero no es más que una característica más de tu hijo. No dejes que su problema ensombrezca ni limite su infancia, busca alternativas acorde a sus necesidades y ayúdale a vivir una infancia feliz.

No escondas el problema ante los demás

Especialmente cuando la discapacidad no es evidente o perceptiva a simple vista, las madres tienden a ocultar el problema ante otras personas para no exponer a su hijo. No se trata de hablar con cualquier persona sobre las necesidades de tu hijo, sencillamente  se trata de normalizar su condición. Todo lo que le hace diferente lo hace único también, no lo ocultes ni lo escondas, cuanto más lo hables más normal será para todos los demás.

Agiliza los trámites y sigue adelante

Cuando te confirman que tu hijo tiene un problema llega el desagradable momento de realizar gestiones administrativas dolorosas. Seguramente tengas el deseo de retrasarlo, por muchos sentimientos y culpabilidad que quizá sientas. Pero esas gestiones que son necesarias tendrán que llegar tarde o temprano, cuanto antes lo soluciones antes podrás seguir adelante.

Pide las citas pertinentes, gestiona el grado de discapacidad e infórmate sobre todas las ayudas disponibles para tu hijo en tu ciudad o Comunidad Autónoma. Todo lo que pueda recibir para mejorar su vida y su futuro, debe llegar cuanto antes. Y lo más importante, si tienes que llorar, hazlo, pero después límpiate las lágrimas y disfruta de tu hijo que lo será para toda la vida.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.