Cómo afecta la adicción al amor a la pareja

adiccion

Aunque la mayoría de las personas relacionan la adicción con sustancias dañinas como el alcohol o las drogas, la verdad es que también se puede ser adicto al amor. Como cualquier tipo de adicción, la persona adicta al amor tiene un problema serio en su vida que debe solucionar por sí misma o con la ayuda de otras personas.

El problema de tal adicción es que en ocasiones, la persona adicta no quiere ver el problema que sufre y prefiere vivir en un mundo de engaños y de mentiras junto a la pareja. En el siguiente artículo te hablamos de la adicción al amor y de los efectos negativos que produce en cualquier relación.

La adicción al amor

Un adicto al amor antepone todo a la obsesión que tiene hacia su pareja. No existe nada más en la vida para el adicto, que el amor que le va a profesar a la persona con la que mantiene una relación. Ello supone un problema ya que la persona adicta se descuida a sí misma por completo. La adicción al amor supone una exigencia constante que la pareja es incapaz de cumplir, dando lugar a continuos conflictos que no benefician en nada el buen devenir de la relación. La persona adicta no vive la realidad provocando que las continuas interacciones con el ser amado se vuelvan tensas y problemáticas.

adictos-al-amor-wide

La importancia del amor sano en la relación de pareja

A la hora de tratar tal adicción hacia la pareja, es importante que la persona adicta sea capaz de comprender que el amor dentro de una relación puede ser sano. Hay que desprenderse por completo de las conductas obsesivas e intentar que el amor repercuta de manera positiva en el bienestar de la pareja. Hay una serie de conductas y actos que convierten a una relación toxica en otra totalmente saludable:

  • Es importante prestar atención a lo que uno quiere y necesita.
  • Hay que ocuparse de uno mismo y a partir de ahí, ocuparse de la pareja.
  • Aceptar a la pareja tal y como es, con sus cosas buenas y sus cosas malas..
  • Hay que ser realista y aceptarla tal y como es. No se puede vivir en un mundo imaginario, ya que ello repercute de una manera negativa en la relación.
  • Estar bien y feliz con uno mismo.

En definitiva, la adicción al amor es un conducta tóxica que puede acabar con cualquier relación. Una persona adicta no es feliz consigo misma buscando dicha felicidad en la conducta obsesiva hacia su pareja. Más que una adicción al amor habría que hablar de un apego excesivo hacia la pareja. El miedo a perder al ser amado hace que el sufrimiento sea mucho mayor y la relación se vuelva más tóxica. Recuerda que como ocurre con otro tipo de adicciones, la persona adicta debe ser consciente en todo momento de que sufre un problema y que quiere poner fin a dicha situación. Lo importante es empezar por el amor a uno mismo y a partir de ahí, profesar amor y afecto a la pareja.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.