Cómo afecta el perfeccionismo a la pareja

perfecto

Aunque en un principio pueda resultar como un aspecto de la personalidad positivo, el perfeccionismo puede resultar dañino para la pareja. Una persona perfeccionista puede llegar a poner al límite a la pareja y hacer que la relación se vaya resquebrajando poco a poco.

En el siguiente artículo te mostramos cómo afecta el perfeccionismo a las relaciones de pareja y qué hacer para que el mismo no las destruya.

El perfeccionismo y las exigencias en la pareja

El gran problema del perfeccionismo es que busca una exigencia más alta de lo normal en la propia persona y en aquellas personas que la rodean. Las exigencias son continuas y van dirigidas a la pareja, algo que no es beneficioso para la relación. Dichas exigencias van a más y termina por agotar a la propia pareja, lo que pone en serio peligro la relación.

El perfeccionismo también puede incidir de una manera negativa en las relaciones sexuales de la pareja. Las exigencias también se producen en el ámbito sexual, lo que hace que tales encuentros no sean los deseados por ninguna de las partes.

Señalar los defectos es peligroso y dañino para la pareja

Una persona perfeccionista por naturaleza va a centrarse en los aspectos negativos de la pareja. Es habitual que señale los defectos que tiene su pareja, algo que termina por afectar de manera negativa a la autoestima y confianza de la persona. Si ello ocurre, la relación se va deteriorando poco a poco hasta romperse por completo.

perfeccionismo

El incumplimiento de las expectativas

Otro de los grandes problemas del perfeccionismo es que la persona se crea una serie de expectativas, que la pareja no llega a cumplir. Hay una fuerte desilusión y desencanto que no resulta para nada beneficiosa para la relación. Las expectativas son tan altas que resulta complicado que la pareja las llegue a cumplir.

Cómo tratar el perfeccionismo en la pareja

Es muy complicado y difícil que una relación se mantenga en el tiempo cuando una de las partes es perfeccionista. Con el paso del tiempo, la situación llega a ser insostenible y la autoestima y la seguridad de la pareja va disminuyendo de una manera preocupante. Ante ello es importante ponerse en manos de un buen profesional que sepa tratar tal problema. En un principio puede llegar a resultar algo complicado de solucionar pero con una buena terapia se puede salvar la relación. Los expertos abogan por la terapia cognitivo-conductual a la hora de tratar un problema como el perfeccionismo. Aparte de dicha terapia, debe haber cierto compromiso por parte de ambas personas a la hora de salvar la relación.

En definitiva, el perfeccionismo es un rasgo de la personalidad que puede resultar positivo en diferentes ámbitos de la vida pero que no lo es en las relaciones de pareja. Exigir de manera continua a la persona amada es algo que no beneficia en absoluto a ningún tipo de relación. Es importante dejar de lado al perfeccionismo en lo que respecta a la pareja y concebir la misma como algo equitativo en la que ambas personas forman un todo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.