Combate el estrés y el agotamiento con estos alimentos

La alimentación es básica para encontrarse bien con uno misma, es tan importante que entre comerse una ensalada o unas patatas fritas puede provocarte estar de mejor o peor humor. Un truco es no tomar más de una taza de café al día porque si estás en una época de continua presión puede empeorar tu estrés.

En ese caso, cambia siempre que puedas un refresco por jugos naturales de frutas que te aportan muchas vitaminas, minerales y te llenan de energía. El cansancio es siempre algo pasajero y está ligado a un esfuerzo físico, a la falta de sueño incluso a una mala alimentación, sin embargo, debemos tener especial atención si este cansancio se convierte en crónico, porque nos impediría hacer vida normal. 

 

Cansancio crónico

Las causas para padecer cansancio crónico pueden ser múltiples y variadas, desde tener una enfermedad concreta, depresión o falta de vitaminas. Sin embargo, este cansancio crónico es más difícil de detectar porque muchas veces tan sólo estamos viviendo una etapa de nuestra vida en la que el agotamiento físico y mental nos provoca estrés. 

Según vamos avanzando, creciendo, madurando y evolucionando como personas nos vamos encontrando en nuestro camino más y más factores que consciente o inconscientemente nos afectan. La presión cotidiana que sentimos puede acabar con nosotros, por ello, debemos aprender a detectar qué es lo que nos sucede y ponerle remedio a esa situación.

Cambiar los hábitos, priorizar cuáles son nuestros verdaderos intereses y hobbies y aprender a canalizar la presión y el estrés de otra manera. Una forma de conseguirlo es a través de la alimentación. Es fácil si se siguen unas pequeñas pautas, unos cuantos consejos muy sencillos que pueden ayudarte a mejorar tu estado de ánimo y de estrés.

Pautas sencillas a seguir

Agua tibia con limón

En muchos blogs de salud no se para de recomendar beber cada mañana un vaso de agua tibia con limón y la razón es sencilla, es un modo perfecto de alcalinizar nuestro cuerpo, depurar toxinas y fortalecer nuestro sistema inmunológico. este amarillo cítrico es un tesoro natural de vitaminas y minerales que son ideales para combatir el agotamiento y el estrés, no dudes en tomarlo cada día nada más levantarte y al menos durante cinco días seguidos. Si eres constante verás como notas diferencia.

Añade avena a tu día a día

Desde hace unos años se está dando mucha importancia a este alimento y no es para menos. La avena es un superalimento rico en nutrientes, minerales y vitaminas. Además, ayuda a corregir los cambios de nuestro metabolismo y sistema nervioso. Si lo tomamos por la mañana a la hora del desayuno nos ayudará a empezar ese día de un modo más tranquilo aunque con mucha energía. Un consejo es combinar la avena con un puñado de frutos secos para tener un plus de energía. Así, combatirás el hambre y aguantarás hasta la comida sin tener ansiedad ni estrés por comer nada más, ya que es un alimento que sacia muchísimo.

Intenta hacer ejercicio físico a diario

Somos seres activos y aunque te encuentres cansada, el ejercicio físico nos llena de energía y nos ayuda a canalizarla de una manera muy sana. El estrés lo conseguimos canalizar y expulsarlo de nuestro cuerpo si hacemos una pequeña tabla de ejercicios de media hora diaria.

No hace falta apuntarse al gimnasio ni mucho menos, toma el deporte que más te guste y hazlo. Tanto como si es salir a correr, nadar, caminar, bailar o ir en bici. Las endorfinas se elevan y mejora nuestra salud cardíaca. Además, si haces algo de deporte diario o como mínimo tres veces a la semana nos ayudará a concentrarnos y a sentirnos realizadas.

Descansa y duerme 8 horas diarias

El reposo y el descanso es primordial para encontrarse bien. Si estás pasando por una época de estrés y tengas mil cosas en la cabeza, intenta descansar, desconectar y tranquilizarte. Tu organismo y más tu cerebro necesita restaurarse cada día. 

Es primordial tener una rutina de sueño, mantener unos horarios y acostarse siempre a la misma hora. Todo esto te ayudará a tener una mejor calidad de sueño y combatir el agotamiento y el estrés. No es fácil y tienes que tener paciencia, todo esto no se puede conseguir de la noche a la mañana.

Escápate de la ciudad y desconecta en un espacio natural

Si tienes la oportunidad, en tu día libre haz planes diferentes, sal de tu círculo de trabajo y vete de escapada a un sitio natural. Estar en contacto con la naturaleza e incluso con animales es ideal para desconectar de tu día a día. No pienses que estás perdiendo tu tiempo, es necesario desconectar una media hora, salir y respirar aire limpio. Sentir una brisa pura, que el sol te de en la cara respirar profundamente e intentar no pensar en nada.

Hazlo sola o con alguien que busque tu mismo objetivo, hay que saber aprovechar esos momentos de relax es una de las actividades más terapéuticas.

Ten en cuenta estos alimentos

  • Toma yogures naturales sin azúcar. Este alimento nos ayuda a regenerar nuestra flora intestinal además de favorecer la creación de serotonina, una maravillosa hormona que regula nuestro estado de ánimo. El yogur aunque no lo creas o no lo sepas nos ayuda a controlar nuestra temperatura corporal para poder descansar mejor durante las noches.

  • Chocolate puro sin azúcar. Sí al chocolate, pero de calidad. En épocas de estrés nos da por tomar dulces puedes hacerlo, pero que sean beneficiosos para ti. Una tableta de chocolate con leche corriente puede hacerte sentirte bien cuando la estás tomando en cambio no te está ayudando en prácticamente nada. El chocolate que debes elegir siempre es el puro y sin azúcar. Es muy rico en antioxidantes, magnesio y calcio. Nos quita el cansancio y el estrés. Lo recomendable es tomar entre 40 y 50 gramos. 
  • Elige el pescado azul antes que la carne. El pescado es muy rico en proteínas y ácidos grasos saludables que protegen nuestro corazón y nuestros huesos. El salmón, la trucha o las sardinas, no dudes en introducirlas en tu menú semanal. Evita el dolor de cabeza y los dolores de nuestros músculos que se padecen cuando estamos estresados.
  • Vino tinto. Tomar una copa de vino tinto al día cuida tu corazón y regula de manera muy eficaz la tensión arterial. Siempre tómalo con moderación porque es un alimento que puede ser muy contraproducente si abusamos de él.

Todo está en nuestras manos, el buscar el cambio de hábitos, el encontrarnos bien con nosotros mismos sólo puede conseguirse si lo deseamos de verdad. Hay que ser consciente, no tener prisa y tener paciencia. El sentirse bien es posible pero debemos tener en cuenta todos estos alimentos y hábitos, ponte una meta e intenta conseguirla sin estrés.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Belleza, Nutrición, Salud

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro profesional. Entre radio, televisión y pequeñas productoras dejo un hueco de mi agenda para compartir con vosotros lo más interesante que me encuentre por este camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.