Color mint, qué es y cómo decorar con este color

Por todos es sabido que los tonos pastel siguen ganando mucha fuerza en decoración. ¡No es para menos!, porque les otorgarán un toque fresco y delicado a cada una de las habitaciones. Pero hoy, de todos hemos seleccionado el color mint. Porque nunca pasa de moda y porque nos ofrece unas combinaciones más que perfectas.

El color mint lo podemos usar siempre que queramos. No es como otras tonalidades con las que hay que tener más cuidado, para no caer en lo excesivo. Hoy nos vamos a dejar llevar por él, así que, descubrirás cuál es su secreto y cómo decorar con él cada uno de los rincones de tu hogar. ¿Estás preparada?.

Color mint, ¿qué es?

Cuando mencionamos el color mint, hablamos del color menta. Así que, la idea que se nos viene a la cabeza es la del frescor. ¡Pues no vamos desencaminadas!. Es una tonalidad pastel del color verde, suave y fría. Se puede decir que cuenta con una mezcla de verdes claros. Partiendo de ello, sabemos que tanto la frescura como la luminosidad serán la clave del mismo. Además, en él se deja ver el efecto más optimista y el toque relajante. Pero además de su gran significado, también hay que destacar que se puede combinar con un sinfín de colores. Quizás es otro de los grandes motivos a tener en cuenta.

Con qué otros colores combina el color mint

Nos sucede con la ropa y también en decoración. En ocasiones pensamos en qué colores serán perfectos para combinar, creando un buen estilo. Pues bien, el color mint parece que es amigo de muchos de los que conocemos.

  • Para un entorno sencillo y relajado, nada como combinar el mint con blancos, negros o una escala de grises. Siempre puedes relegar nuestro protagonista a alguna pared o a algún detalle vistoso.
  • Con diferentes tonos de rosa le dará creatividad, feminidad y un estilo mucho más moderno a las estancias.
  • Si mezclas el color amarillo y el mint también darás paso a una habitación con mucha luz y un acabado muy moderno.
  • La gama de los beige o colores crema también pueden ser perfectos para esta tonalidad. Si quieres un toque más intenso, puedes agregar un color un poco más llamativo. Recuerda que es preferible no combinar más de tres en un mismo lugar.
  • Mint y cobre forman una de esas parejas espectaculares. El brillo será su mejor arma y nos dejarán un entorno con aires vintage pero siempre elegante y muy chic, que es lo que necesitamos.

Cómo decorar con el color mint

Como bien hemos mencionado, es un color que se adapta a todas las estancias y a muchas variedades de colores. Además, es perfecto para una decoración de estilo vintage, industrial o bien, minimalista. Así que, si quieres un toque de menta en tus dormitorios siempre tienes varias opciones.

Por un lado, si optas por muebles en colores básicos como el blanco o neutros como los grises o beige, puedes aplicar el menta en las paredes. Es un color delicado por lo que te dará más luminosidad. Claro que por otro lado, aún habiendo elegido estos tonos, puedes apostar por los detalles. Siempre marcarán la diferencia y los puedes cambiar a tu antojo. Tanto cojines como elementos decorativos o la ropa de la cama pueden ser las mejores ideas.

Algo similar ocurre en el salón. Si quieres una decoración relajada, entonces opta por los tonos neutros y básicos. Pero añade siempre la pincelada de color gracias al menta. Las cortinas o las paredes pueden crear ese efecto que tanto buscamos. Del mismo modo como los detalles a modo de jarrones o mesas de centro, por ejemplo.

Para el comedor, siempre puedes aportar por unas sillas en el color menta. Esta tonalidad conjuga muy bien con la madera. Por lo que hasta puedes optar por un aspecto envejecido de los muebles y obtendrás un resultado de lo más original. También zonas de la casa como pueden ser estudios o despachos, tienen el derecho de poder lucirse en este color. Para ello, muebles sencillos, minimalistas y que optan por el color blanco. Para ello, el mint se dejará ver en las paredes. ¿Qué te parecen las ideas?.

Imágenes: milideas.net, Pinterest, theglitterguide.com


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *