Cocinar con tus hijos (I)

Cocinar con niñosMuchas veces los niños tienen hambre y cuando no hay un adulto en casa a quienes le puedan pedir comida, agarran comida no saludable, snacks, no alimentándose bien.

Por eso, y como parte del aprendizaje, es muy bueno que cocines con ellos. La posibilidad de crear algo solos -aunque con supervisación- es una hermosa y divertida forma de educar y disfrutar un rato en familia.

Cocinar no solo les enseña a cocinar o preparar alimentos, sino también a seguir instrucciones, cumplir con objetivos, cuidar la limpieza, fomentan la relación madre-hijo, aumenta la comunicación, etc.

Otro de los beneficios es que, jugando, aprenden a utilizar los ingredientes más sanos para su alimentación y aprenden a degustar y conocer nuevos sabores.

Así que agarra unos delantales y cocinen juntos, puede ser desde una simple pizza, galletas o una comida más elaborada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *