Claves para una buena calidad del sueño

Calidad del sueño

Tener una buena calidad del sueño puede ser algo difícil, puesto que nos encontramos en un mundo en el que hay mucho estrés y demasiadas actividades que no nos dejan descansar como debiéramos. Hay además algunos motivos por los cuales tu descanso puede no ser el mejor, así que vamos a ver qué es lo que puede estar perturbando tu sueño.

Dormir bien es cuestión de varios factores. Todos hemos tenido temporadas en las que dormimos mejor y otras en las que dormimos peor, aunque en general el sueño tiene que ver con muchas variables distintas. Es por eso que debemos pensar en todo lo que puede restar calidad al sueño para evitarlo.

Horarios estables

Una de las cosas que pueden perturbar ese sueño es que nuestros horarios sean realmente irregulares. Es importante acostumbrarnos a un tipo de horario fijo que haga que los ciclos de sueño se mantengan estables. Los horarios que van cambiando hacen que nuestro cuerpo no se regule bien y así nos costará más conciliar el sueño si no tenemos una hora concreta en la que nos vamos a la cama. La estabilidad en los horarios también nos ayuda a reducir el estrés.

Una buena alimentación

Buena alimentacion

Es importante también que nuestra alimentación sea sana y equilibrada, pues esto nos aporta un bienestar que no tenemos si añadimos muchas grasas saturadas y azúcar en nuestra dieta. Está comprobado que comidas ligeras y a horarios fijos con alimentos que aportan nutrientes nos ayudan a evitar malestar y contribuyen a un buen descanso.

Evita comidas copiosas por la noche

Es importante que durante la noche evitemos comidas que son muy abundantes, puesto que esto nos quitará el sueño. Las comidas abundantes requieren largas y pesadas digestiones e incluso dolor de estómago, lo que hace que no conciliemos el sueño igualmente. Es por eso que nuestras cenas deben ser una o dos horas antes de irnos a dormir y con alimentos que sean ligeros y sanos. Esto nos ayuda a dormir tranquilamente sin problemas de estómago.

Realiza ejercicio diario

Ejercicio físico

Aunque no te pases el día haciendo deporte, realizar alguna actividad a diario puede ayudarte a dormir mejor por las noches. Tu cuerpo estará más cansado y podrás disfrutar de un descanso reparador. Además, el ejercicio nos ayuda a relajar la musculatura y a generar endorfinas, que es la hormona de la felicidad, lo que aleja el estrés y los problemas de nuestra mente.

Destierra malos hábitos

Los malos hábitos pueden ser también la razón por la cual tu sueño se vea alterado por la noche. Debemos evitar tomar café o té y si los tomamos, que sea solamente por la mañana, pues son excitantes y no nos dejarían dormir. Además, hay que evitar el alcohol y el tabaco, pues son hábitos que restan calidad de sueño.

Crea un buen ambiente

Cuarto relajante

En tu habitación debe haber un buen ambiente para conciliar el sueño, puesto que es el lugar en el cual tenemos que relajarnos para dormir. Así que es fundamental el poder crear un buen ambiente. La temperatura debe ser ni muy fría ni caliente, debe haber una humedad media y retirar todo aquello que nos distraiga. Si tenemos un televisor es mejor quitarlo puesto que así no tendremos la tentación de estar viendo series hasta muy tarde. El móvil también deberíamos dejarlo lejos o por lo menos no usarlo. Esas luces que quedan de los dispositivos pueden restar calidad al sueño. También debemos eliminar en la medida de lo posible las fuentes de ruido.

Antes de acostarte

Relájate antes de ir a dormir. Es importante aprender a relajar el cuerpo para dormir mejor. Realiza un poco de meditación con respiración para relajarte unos minutos antes de acostarte y así podrás despejar tu mente y sentirte más relajado. Será mucho más sencillo conciliar el sueño.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.