Claves para que tus hijos pequeños se vayan a dormir, ¡sin monstruos en la oscuridad!

Parece que ir a la cama para los niños pequeños es toda una lucha, es como si se les impusiera algo que no quieren hacer. Pero claro es importante para ellos que tengan unas horas de sueño para que estén saludables y tengan la suficiente energía como para poder afrontar cada día con felicidad.

Si quieres que tus hijos se vayan a dormir cada noche contentos y no existen más luchas ni malestares cada vez que llega la hora de meterse en la cama, no te pierdas estas claves.

Una rutina para la noche

Los niños para sentirse seguros necesitan rutinas. Las rutinas les permiten saber qué viene después y que se espera de ellos a cada momento. Por este motivo, las rutinas no deben faltar tampoco por las noches. Todas las noches tendrán que ser iguales, empezando más o menos a la misma hora, así les dará seguridad.

Por ejemplo, las rutinas pueden ser; bañarse, ponerse el pijama, cenar en familia, leer un cuento y a dormir. Es muy importante que cuando se acerque la noche no haya estímulos, ni pantallas y que las luces estén más bajas de lo normal para que el sueño empiece a aparecer.

No más monstruos

La oscuridad es un lugar aterrador para muchos niños. Muchos de los niños creen que hay monstruos debajo de la cama o en el armario, que hay personas malas que pueden irrumpir en casa en mitad de la noche, el hombre del saco…

A medida que los niños desarrollan una imaginación activa, es muy común que el miedo nocturno sea un efecto secundario. El miedo a la oscuridad generalmente alcanza su punto máximo entre los dos y seis años, pero puede persistir en muchos niños (e incluso en algunos adultos). Puede que no se elimine por completo el miedo, pero puedes ayudar a tu hijo a controlar el miedo hasta que desaparezca por completo, pero, ¿cómo conseguirlo?

No te pierdas los siguientes consejos que te ayudarán a que tu hijo no sienta más miedo por culpa de los monstruos:

  • Objeto de apego. Permite que tu hijo duerma con un objeto de apego, puede ser una mantita para dormir, un juguete o un peluche. Le puedes recordar que está para hacerle compañía. No le quites este objeto de apego a medida que crezca, porque él lo hará de forma natural. Sin presiones.
  • Nunca menosprecies su miedo. Cuando tu hijo tenga miedo nunca te rías de él. Pero puedes hacer un ‘control de monstruos’ para que vea que no tiene que temer nada antes de irse a dormir. Revisa los armarios, debajo de la cama…
  • Permite una pequeña luz. Existen muñecos con luces tenues que permite que los niños tienen menos miedo por la noche. También poder dejarle una pequeña lamparita encendida hasta que se duerma. También puedes permitir que sea tu hijo el que elija la luz nocturna.
  • La cama en la esquina. Puedes reorganizar la habitación de tu hijo para que la cama en una esquina. Así se reducirá el espacio abierto en el que tus hijos piensen que hay monstruos.


Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.