Claves para hablar en público

Hablar en público

A lo largo de nuestra vida tendremos que afrontar situaciones en las cuales nos tocará hablar en público. Esta acción puede parecer muy simple para quienes dominan el arte de la oratoria y son sociables, pero puede llegar a ser una auténtica pesadilla para quienes cuentan con una personalidad más introvertida, timidez y miedo escénico.

Como casi todo el mundo tiene que hacer frente a este tipo de cosas, hoy en día se conocen algunas claves que pueden llegar a ayudarnos a pasar por esto haciendo un buen trabajo. Sin duda iremos mejorando con el tiempo y cogiendo mucha más seguridad en este tipo de cosas.

Domina el tema

Conferencia

Si vamos a hablar de un tema debemos dominarlo a la perfección. De esta forma nos sentiremos totalmente seguros hablando de ello. Si alguien nos plantea preguntas debemos saber responder e interactuar. Si es además un tema que nos gusta nos resultará mucho más fácil hablar de ello. Debemos buscar información y tener las ideas y los puntos a tratar bien claros para no tener dudas y llegar a quedarnos en blanco. Si dominamos el tema, aunque perdamos el hilo podremos seguir con la exposición sin ningún problema.

Prepara el discurso

Aunque dominemos el tema en cuestión debemos llevar un orden establecido a la hora de plantear las ideas o la exposición será caótica y difícil de seguir. Debemos hacer un esquema claro y básico de aquello que deseamos exponer y ceñirnos a él. Si tenemos es esquema principal en la cabeza siempre vamos a saber en qué punto estamos y hacia donde se dirige el discurso.

La práctica hace la perfección

Practicar la exposición es algo fundamental. Debemos hacerlo una y otra vez hasta que veamos que nos sale bien. Es una buena idea grabar un vídeo o bien un audio para escucharnos y poder ver esta exposición desde otro punto de vista. De esta forma nos daremos cuenta de si tenemos algún tic, si utilizamos en exceso algunas expresiones o muletillas, que son esas palabras que repetimos una y otra vez en los discursos casi sin darnos cuenta. Si puedes hacerlo, practica directamente en el lugar en el que realizarás la exposición, pues así te resultará más familiar.

Busca un pequeño público

Hablar en público

Reúne a amigos o familiares de confianza en un pequeño grupo y realiza la exposición. Ellos pueden ser sinceros contigo y darte algunos consejos o decirte aquello que no les gusta o que puedes cambiar. Además, de esta forma practicarás a hablar delante de gente con la que tienes confianza, pero que también significa tener un público delante. Estarás más familiarizado con la idea de hablar delante de varias personas, cuidando el tono de voz o los gestos.

Usa técnicas de relajación

El mismo día o incluso el día anterior es bastante frecuente estar nervioso por la exposición que hay que hacer. Así que hay algunas cosas que se pueden hacer para relajarse y estar descansado. Una de ellas es recurrir a infusiones naturales como la manzanilla y la valeriana, que relajan nuestro organismo desde dentro. También se puede utilizar la respiración profunda, algo utilizado en meditación, para calmarse y tomar conciencia de todo. Meditar a diario es algo que enriquece y que nos ayuda a alejar el estrés. Además, es importante dirigirnos un mensaje positivo a nosotros mismos, diciéndonos que estamos preparados y que lo vamos a lograr.

El día de la exposición

Hablar en público

Antes de entrar en el lugar respira hondo varias veces. Esto ayuda a relajarse al organismo. Al llegar saluda y reparte la mirada por los asistentes. Intenta no tener la mirada fija en un punto o perdida o perderás la conexión con ellos. Puede que también sea buena idea que hayas preparado una interacción con ellos o una ronda de preguntas. Si cometes algún error no importa, sigue adelante y tómatelo con humor porque todos los cometemos y seguramente los presentes estarían igual de nerviosos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.