Claves para dejar de picotear entre horas

gula

¿Quién no ha sentido gula y ganas de picotear entre horas? Muchas de nosotras cuando nos relajamos, estamos aburridas o no sabemos en qué emplear nuestro tiempo, nos tomamos un descanso que casi siempre termina en comida. Picotear no es malo, únicamente tenemos que saber elegir el momento y qué alimentos son los mejores para evitar engordar.

Cuando nos encontramos en medio de una dieta, picar entre horas puede ser el culpable de que no veamos los resultados al finalizar la semana. El picotear entre las comidas principales del día hace que elimines el sentimiento de hambre hasta la próxima comida. Aunque, lo que se debería hacer realmente es tener bien claro cuál es tu objetivo aconseguir y frenar las ganas de comer. 

A continuación os proponemos seis trucos infalibles para detectar el hambre y evitar todos los antojos que se tienen entre horas.

sandwich

Trucos para dejar de picotear

  • Detecta las ganas de comer: debemos preguntarnos realmente cuál es la sensación de hambre que tenemos en realidad. Si lo identificamos del 1 al 10, si nos marcamos que tenemos 1, equivaldría a una pequeña porción de chocolate negro o de queso fresco. Si nos encontramos que tenemos 5 de sensación, deberíamos comernos un pequeño sandwich y si nos marcamos en 10 estaríamos a punto de devorar lo que se nos pusiera delante
  • Elige con cabeza: no es lo mismo comer un alimento que otro para quitarnos la sensación de hambre. No hay que obsesionarse con las calorías tan sólo debemos prestar atención a los gramos de grasa que contienen los productos. Incluyo vegetales y frutas y evita la comida procesada y los aceites.
  • No corras: cuando comemos el cerebro envía señales sobre tu estado de hambre y avisa cuándo te encuentras saciada. Lo que ocurre es que nuestro cuerpo empieza a sentirse lleno al cabo de 20 minutos. Por esta razón, es preferible tomarnos nuestro tiempo y comer con calma y disfrutando de cada bocado.
  • Céntrate en lo que comes: Para evitar picotear es importante que cuando estamos en una de las comidas principales del día, estés atenta a la comida. No te distraigas y saborea los platos. Verás que con el tiempo si te acostumbras a comer relajada, tu cuerpo te lo agradecerá.
  • Para de comer si estás llena: Aunque todavía te queden cosas en el plato, no importa. Deja de comer una vez que tu cuerpo se sienta lleno, no debes forzarte a acabarte el plato entero. Hay que estar atento a las ganas de comer.

Hay que conocerse en todos los ámbitos y debemos educar nuestro cuerpo para que sepamos qué necesidades tiene, cuáles son las señales que nos envía y saber detectarlas para evitar picotear entre horas. Pon estos consejos en práctica y verás que con el tiempo sabrás decir que no a la gula. Te sentirás más fuerte y segura.


Categorías

Dietas

Mujer Cosmopolita

Mujercosmopolita era una web dedicada a la mujer del Siglo XXI. Actualmente está integrada en Bezzia.com para hacer una web más grande y con una... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *