Claves para cuidar a un gato

Tener un gato puede significar diferentes cosas para diferentes personas. Algunos quieren que un gato se abrace y se siente en sus regazos; otros están felices de vivir con un gato muy independiente que pasa la mayor parte de su tiempo al aire libre y no quiere demasiada interacción humana.

Lo importante es que intentes encontrar un gato que interactúe contigo si así lo deseas. No todos los gatos son iguales y la forma en que cada gato individual se comporte contigo puede depender de su personalidad inherente y sus primeras experiencias (o falta de experiencias), lo que puede hacer que se sienta temeroso o confiado con las personas y la vida en general.

El entorno en el que tiene un gato también es extremadamente importante; por ejemplo, si vive con muchos otros gatos que no se llevan bien, entonces se estresará y reaccionará de manera diferente que si estuviera solo.

Si bien no existe una manera garantizada de elegir el gato perfecto para ti y tu estilo de vida, comprender sus expectativas y lo que hace que los gatos se muevan te ayudará a llevar a casa un gato que debería poder hacer frente a su nuevo entorno y ser la mascota que tú también quieres.

Para cuidar a un gato necesitarás

A continuación vamos a darte las claves que debes seguir para poder cuidar a tu gato y que todo marche bien desde el principio:

  • Brinda mucha compañía humana
  • Proporcionar comidas adecuadas y regulares con un suministro constante de agua fresca.
  • Proporcionar una cama limpia y cómoda.
  • Proporciona al gato acceso al exterior o prepárate para vaciar y limpiar una bandeja de arena a diario
  • Proporcionarle un ambiente estimulante y seguro.
  • Arregla con regularidad. Los gatos de pelo largo requieren un aseo diario
  • Cástrale entre los 4 y 6 meses de edad
  • Vacunar regularmente contra las principales enfermedades felinas
  • Lleva al gato al veterinario cuando presente algún signo de enfermedad

Antes de tener a tu gato asegúrate de que puedes pagar todos los costes que supone tener un gato y lo que eso conlleva.

¿Puedo tener un gato con un bebé o niños pequeños?

No hay ninguna razón para no tener un gato o un gatito si tienes hijos. Depende de los padres enseñar a sus hijos desde el principio cómo acercarse, acariciar y manejar a los gatos y tratarlos con amabilidad.

Muchos niños tienen relaciones fantásticas con sus gatos y aprenden a respetar a otras criaturas y a ser gentiles; se hace con éxito todo el tiempo, pero depende de los padres establecer las reglas.

Quizás tener un nuevo gatito cuando tengas un nuevo bebé o un niño pequeño podría ser mucho que manejar a la vez, por lo que tienes que asegurarte de tener tiempo para todas las partes es parte de una relación exitosa. Asimismo, si está embarazada no es necesario deshacerse de la gata. Las precauciones de higiene simples y básicas y el manejo del sentido común del gato, mientras el bebé es pequeño, pueden garantizar que todos cohabiten feliz y seguro.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.