Claves del ritual de la felicidad en la pareja

Conseguir la felicidad en nuestra relación de pareja, es sin duda la máxima aspiración en cualquiera de nosotras. Pero no siempre es fácil, la convivencia y el día a día pone a prueba muchos de nuestros sentimientos, muchos de esos esfuerzos que a veces, no se ven recompensados. Hay quien suele pensar que la felicidad, lejos de ser una realidad es más bien una aspiración. Pero no es cierto.

La felicidad es una dimensión que podemos conseguir en nuestro día a día mediante pequeños y grandes detalles. Mediante rituales donde ambos invirtamos por igual nuestras energías e ilusiones. Las parejas felices, estables y emocionalmente sanas, realizan acciones de las que todos podemos aprender. Palabras, gestos y actos sencillos donde cultivar el respeto y fortalecer el compromiso entre dos personas haciendo frente a ese día a día con armonía. Desde nuestro espacio te invitamos pues a que pongas en práctica el sencillo ritual de la felicidad.

 Estrategias sencillas para conseguir la felicidad en la pareja

 1. Demostrar diariamente a la otra persona nuestro afecto

No se trata en absoluto de utilizar continuamente el “te quiero”. Sabemos que a veces, en una pareja, siempre hay uno más reticente a expresar sus sentimientos. Le cuesta más o no es tan abierto a este tipo de gestos. Pero vale la pena hacer el esfuerzo. Normalmente las mujeres necesitamos más este tipo de demostraciones, y ellos, aunque no lo digan abiertamente, también lo sienten. De ahí que valga la pena recordarnos cada día que nos seguimos queriendo. Basta un mensaje en el móvil, al despedirnos por las mañanas o al acostarnos por la noche. Debemos demostrarlo con palabras y también con gestos… el contacto físico, los besos y las caricias, edifican ese otro lenguaje vital para que una relación de pareja sea feliz.

2. Saber escuchar y mostrar interés por la pareja

La comunicación es un pilar básico en nuestro día a día. Ahí donde ser el mejor cómplice y amigo de nuestra pareja, no solo nuestro amante. Queremos personas con las cuales compartir y con las cuales sentirnos respaldadas, escuchadas. No importa si a veces discutimos, en ocasiones es hasta necesario para marcar límites y conocer mejor al otro. Pero el diálogo debe ser siempre constructivo, con una escucha activa y respetándonos mutuamente. Las parejas que acostumbran a mantener largas conversaciones disfrutan más de su tiempo y de su propia relación.

3. Hacer cosas juntos cada día

En ocasiones nuestras responsabilidades, nuestros trabajos o nuestros estudios nos obliga a pasar bastante tiempo separado de nuestra pareja. Vale la pena encontrar un instante de calidad donde compartir tiempo y cariño. No solo el dormitorio debe ser esa referencia básica al final del día. Una cena donde hablar de las cosas hechas durante la jornada es esencial. También es muy beneficioso compartir aficiones y pasiones: un deporte, el cine, paseos por el campo con nuestro perro… actividades que podamos hacer juntos donde disfrutar y enriquecernos.

5. Tiempo para mi y tiempo para él

Si antes te hemos hablado de la necesidad de compartir cosas juntos, también es esencial que sepamos respetar los espacios personales. Esos que nos son propios y que todos necesitamos. Seguro que tanto a él como a ti os gustará pasar tiempo con vuestros respectivos amigos o con vuestros familiares. Puede incluso que necesites de unas horas al día para ti sola. Es recomendable. Hay parejas que piensan que en una relación es necesario que todo se haga entre dos, dejando a un lado esos indispensables espacios personales. Pero no es así. Debes seguir cultivándote a ti misma, con tus aficiones, tus valores, tus pasiones… una persona madura que disfruta de sí misma y que a su vez, confía en el otro, establece una relación de pareja más segura y feliz.

 6. Nos centraremos en las cosas que nuestra pareja hace bien

No se trata de ponernos una venda en los ojos y de ver las cosas buenas para girar el rostro a los aspectos negativos. En absoluto. Se trata de cultivar el optimismo. Hay parejas por ejemplo que suelen echarse en cara errores del pasado, aspectos que debían haber quedado zanjados y que sin embargo, siguen utilizándose como arma de doble filo. Debemos aprender a perdonar, a comprender y a confiar. Si de verdad quieres a tu pareja refuerza lo positivo que tenga, valóralo. Intenta no sacar a la luz aspectos que puedan hacerle daño, evitando ante todo cualquier tipo de manipulación emocional.

7. Acostarnos al mismo tiempo

Puede parecerte una tontería. Pero en una encuesta que se realizó este mismo año salió esta interesante dimensión: la de acostarse al mismo tiempo. Muchas parejas lo valoraron como algo positivo. Se trata de terminar el día al mismo tiempo, de respetar al otro sin hacerlo esperar y de sentir la piel de la pareja aunque no tengamos la necesidad de practicar sexo. Es un gesto de cariño y de complicidad que muchas personas ven como un sencillo gesto de felicidad cotidiana.

Para concluir, estos puntos son quizá aspectos indispensables a los que podríamos añadir muchos más. Pero sin lugar a dudas, el respeto, la comunicación, el disfrutar el uno del otro y demostrar nuestros sentimientos, son piezas clave en esa sinfonía de la felicidad en la pareja. Y hemos de tenerlo en cuenta, se trata de una música que ambos hemos de afinar por igual, sin diferencias. El ritual de la felicidad se practica cada día con ilusión y compromiso. Es una aventura que merece la pena vivir, sin duda.

 

 



Soy psicóloga y escritora, me gusta hilar el conocimiento con el arte y las múltiples posibilidades de la imaginación; me inicié en los estudios sobre el comportamiento humano por mi necesidad de ahondar en esa eterna necesidad por saber y comprender, por descubrir qué motiva lo que somos y qué misterios nos encierran. La búsqueda nunca tiene fin… Mi vida no sería la misma sin la escritura, me define y me motiva: dispongo de premios literarios y de varios libros publicados: “Los lobos de Serieva”, “El cuaderno azul de El Cairo” y una obra para el público juvenil, “Hada Oscura”. Colaboro en varios blogs en los que disfruto aportando ideas y aprendiendo a su vez de las personas, espacios como “La mente es maravillosa” o “Mejor con salud”, me permiten seguir en este apasionante camino por entender lo que somos, es una aventura que sin duda, no encontrará final en esta puerta siempre entornada por las dudas y los misterios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.