Claves a tener en cuenta después de la depilación laser

Tras casa sesión de depilación laser extiende un gel de aloe vera. Debería ser suficiente para aliviar y reparar tu piel. Si en casa sigues notando calor, aplica compresas de gasa mojadas en agua fría o en una infusión de manzanilla con hielo.

Utiliza una crema tipo after sun para hidratarte a diario después de la ducha. Hazte íntima amiga de las cremas con pantalla total.

Ten cuidado con las fórmulas que retardan el crecimiento del vello, ya que pueden contener sustancias irritantes. Si la sensación de quemazón va a más al volver a tu casa, acude a un médico. Probablemente tengas una quemadura.

Tras este tratamiento de depilación permanente (cuyas sesiones tienen una duración variable: 10 minutos las axilas y una hora la espalda, por poner un ejemplo) se notan algunos leves cambios de inmediato. Sin embargo, se deberán aplicar cremas especiales, como las que contienen extracto de aloe vera, para mitigar las pequeñas molestias e irritaciones post-tratamiento.
A lo largo de las dos o tres semanas posteriores al tratamiento, el vello tratado caerá por fin. Aunque vuelve a salir, lo hace cada vez con menos fuerza. Con el transcurso de las sesiones, el vello que cae dejará de ser sustituido por otro nuevo, ya que el láser actúa sobre su fuente de crecimiento.
Ayuda mucho utilizar un guante de crin en el momento de la ducha para eliminar todos estos pelos. La exfoliación es un complemento idóneo para después de cada sesión, puesto que ayuda a retirar incluso los puntos negros que quedan tras el tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *