¿Chimenea sí o chimenea no en tu hogar?

Para que nuestro hogar tenga un ambiente confortable, cálido y algo tradicional, una chimenea puede ser el elemento decorativo y funcional más propicio para ello. La chimenea no sólo nos aportará calor en los días más fríos del otoño y el invierno sino que la paz y la armonía que puede ofrecer un salón con chimenea también se puede volver una experiencia habitual y diaria en tu día a día de los más gratificante.

Aún así, hay personas que se plantean seriamente el uso o no de una chimenea, y por tanto, de si dejarla una vez se mudan a una casa que ya la tenía anteriormente o de si incluirla en los planos de su nueva casa. ¿Tú que elegirías? ¿Chimenea sí o chimenea no en tu hogar? A continuación, os decimos tanto las ventajas como desventajas de tener una chimenea en casa.

Ventajas de tener chimenea

  1. Aportan una imagen acogedora y entrañable a nuestro salón-comedor.
  2. Dan calor al hogar. Un calor que se extiende por toda la casa y bastante duradero.
  3. Es un buen elemento decorativo para acompañarnos ante momentos únicos: una pedida de matrimonio, un momento romántico junto a tu pareja, un momento familiar junto a tus hijos en Navidad, etc.
  4. Porque es un adorno navideño en si mismo durante esta festividad. Sólo le faltan los calcetines correspondientes a cada miembro del hogar para acabar su decoración.
  5. Porque frente a ella podemos tener un lugar super apropiado para reuniones de todo tipo, tanto familiares como con amigos.
  6. Porque el fuego hipnotiza y ayuda a relajarse, a liberar tensiones acumuladas del día a día, estrés, etc.
  7. Porque le dan más valor a nuestra casa.
  8. Porque cuando es primavera o verano y no necesitamos encenderla podemos almacenar cosas en ella.

Inconvenientes de tener chimenea

  1. Puede ser una inversión costosa hacer una chimenea desde sus inicios.
  2. No vale para cualquier tipo de vivienda, sino que esta debe estar acondicionada para poder tenerla.
  3. Se necesitan a mano siempre troncos, ramas y pastillas encendedoras para poder prender el fuego.
  4. Si no tiene un acceso a madera gratuita, según en que zonas compre esta leña puede ser bastante más caro que calentarse con electricidad o gas.

Tener o no chimenea en casa, es una decisión que sólo tú podrás tomar y sobre todo teniendo en cuenta estas ventajas como inconvenientes. Yo, personalmente, apuesto por las chimeneas. El ambiente que da una chimenea es incomparable…


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *