Cerezas beneficios espectaculares para tu organismo

Estamos entusiasmados siempre cuando cambia el tiempo, la salida del sol, el calor y el buen tiempo nos llena de buen humor y felicidad. En los mercados empiezan a surgir las frutas y verduras de temporada y nuestros platos se llenan de color.

Queremos destacar la aparición de las cerezas, una fruta deliciosa que empieza a surgir entre los meses de marzo y abril. Están en flor durante estos meses. No recomendamos comprar las primeras que veamos, por muchas ganas que tengamos de devorarlas porque ni su sabor ni su precio nos van a llegar a convencer.

Tenemos que tener cierta paciencia para esperar a los meses de verano para poder disfrutarlas como se merece y con un precio más asequible. 

Las cerezas son en más de una ocasión una de las frutas más demandadas en verano, tienen mucho éxito, y no es para menos, su sabor es delicioso y sus propiedades magníficas. Al ser una fruta de temporada tenemos que consumirlas en los meses de cosecha.

Las cerezas más famosas se encuentran en la zona del Valle del Jerte, uno de los lugares más emblemáticos, su cultivo es natural de Extremadura, no poseen aditivos y sus cultivos se hacen de la manera más tradicional.

Tenemos que recalcar que las cerezas que se producen en España son auténticas joyas, no solo por el gusto que nos dejan en boca sino que también son muy beneficiosas para nuestra salud. Conoce más sobre estos pequeños alimentos para tener toda la información necesaria.

Consejos para comprar cerezas

Es importante tener en cuenta ciertas pautas para conseguir llevarte a casa las mejores cerezas del mercado y no sentirte estafado. Lo principal a la hora de comprar cerezas es saber que están en el momento perfecto de maduración para que estén en el punto de dulzor ideal.

Para saber que están en su mejor estado para que nos parezcan dulces tenemos que elegir las que están duras, que no sean especialmente pequeñas y tengan buen color. Las cerezas son un fruto que siguen madurando una vez recogidas del árbol.

Existen diferentes tipos de cerezas, las más gruesas son las más dulces, mientras que las pequeñas suelen ser más ácidas. 

Es un alimento perfecto para la cocina, se puede añadir a multitud de recetas, como por ejemplo hacer pasteles, bizcochos, mermeladas, añadirlas a las ensaladas, macedonias de frutas o incluso el gazpacho.

Aconsejamos aprovechar siempre la temporada que luego quizá se echen en falta en los meses más fríos del invierno.

Valores nutricionales de las cerezas

Como en la gran mayoría de las frutas, su mayor compuesto es el agua. En el caso de las cerezas se trata del 85%, mientras que tiene pequeñas cantidades de proteínas, muy pocas grasas y el resto carbohidratos.

Nos aportan vitaminas como B9, provitamina A, vitamina C, vitamina E. Destacan el potasio, calcio, magnesio , hierro y el fósforo como minerales. Ácido fólico y fibra. 

Por 100 gramos que comamos de cerezas nos aportará alrededor de 60 calorías, una cantidad parecida a la de la manzana. Es un alimento muy saludable, se pueden consumir sin remordimientos, se suelen consumir en las dietas para perder peso ya que son ideales para tomarlas entre horas, un snack saludable y nutritivo.

Beneficios de las cerezas

En los alimentos encontramos en muchas ocasiones la solución a diferentes tipos de dolencias. En las cerezas encontramos unas virtudes asombrosas para nuestro cuerpo. Son pequeñas, pero en su interior reside la salud.

  • Son antioxidantes, se debe a las antocianinas que ayudan a reducir la reducción de enfermedades cardíacas y ciertos tipos de cáncer de páncreas, hígado, mama, pulmón, piel y próstata.
  • Además, pueden reducir la inflamación y los síntomas de la artritis y la gota. 
  • Nos brindan de betacaroteno, la vitamina A es esencial para el organismo. De hecho, cubren hasta 19 veces más que los arándanos o las fresas famosas por ser ricas en estas sustancias.
  • Son un alimento ideal para nuestro cerebro ya que evita que tenga problemas con la pérdida de memoria. 
  • Si se consumen de manera regular, podremos reducir el riesgo de padecer diabetes.
  • Son aptas para los enfermos de diabetes, porque no tienen tanta glucosa como otras frutas, como por ejemplo la pera. Su índice se sitúa en 22.
  • Al ser ricas en fibra pueden ayudar a nuestra salud digestiva, el intestino estará contento de recibirlas.

  • Ideales para consumirlas a media tarde. Nos sacian y nos aporta nutrientes para continuar con energía el día.
  • Ayuda a reducir el dolor en los tendones y en los músculos que han trabajado mucho durante el día. Por lo que se consumen también después de un entrenamiento duro.
  • Se pueden consumir para mejorar el estado de la gota o del ácido úrico alto. 
  • Contribuyen a que el organismo tenga un correcto sistema nervioso gracias a su contenido en potasio y magnesio.
  • Hace que nuestra piel se mantenga sana e hidratada. Además, evita que nos salgan más arrugas.
  • Es un alimento perfecto para bajar la presión arterial, por lo que es un gran aliado para los hipertensos.

 

 

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *