Cera para depilar las piernas

Cera de depilar

Hay muchos métodos para depilarse las piernas y otras zonas de nuestro cuerpo. Las piernas es una de las zonas más amplias, aunque la depilación es menos dolorosa que en otros lugares como las ingles. Pero al ser una zona tan grande solemos buscar soluciones rápidas. En este caso hablaremos de la cera para depilar piernas.

Hay varios tipos de cera para depilar piernas, cada uno con sus ventajas y sus desventajas. Este tipo de método es bueno para esta zona por varias razones pero también cuenta con sus inconvenientes. Vamos a ver cómo depilar las piernas con este método y para quién es más adecuado.

Cera caliente para las piernas

Cera caliente

La cera caliente es el método más tradicional y el más utilizado a la hora de depilar las piernas. Es sin duda el más eficaz de todos, aunque resulta más doloroso que otro tipo de ceras. Esto sucede porque la cera caliente se mete hacia los folículos asegurando que se arranca mejor el vello. Este tipo de ceras se compran sólidas y se tienen que derretir. Hay máquinas especiales para este fin. Una vez derretida se utiliza una espátula en madera par extender la cera sobre la zona a depilar. Se deja que se solidifique un poco y se arranca en contra del crecimiento del vello.

Cera tibia para las piernas

Cera tibia

La cera tibia también se puede comprar en máquinas que la aplican directamente en forma de roll-on. Por otro lado, se puede calentar al baño maría. Estas ceras son las que se retiran con un papel sobre ellas. No son tan eficaces como la cera caliente pero resultan menos agresivas con la piel, sobre todo si no toleramos el calor de la cera.

Cera fría para las piernas

Cera fria

La cera fría es la más fácil de utilizar, ya que viene en tiras de papel que se calientan un poco con la mano para poder utilizarlas. Lo que ocurre es que sale más cara, porque tenemos que comprar muchas más bandas en este caso para poder depilar las piernas. Se suele usar más en zonas menos amplias. Pero si no deseas calentar toda esa cera o comprar una máquina que la caliente esta es una solución sencilla y rápida. El caso es que no retira tan bien todo el vello como puede hacerlo la tradicional cera caliente, por lo que puede que quede algún resto y tengamos que repasar la zona.

Ventajas y desventajas

Cera de depilar

La cera caliente es sin duda la más eficaz, pero también es la que resulta más agresiva para la piel. En todo caso todas las ceras son fuertes para las pieles sensibles. Hay que tener en cuenta que usamos un producto que se pega a la piel y que tenemos que despegar y arrancar, tirando del vello. Es por eso que solo se recomienda si tenemos la piel normal. Las pieles sensibles pueden sufrir rojeces o granitos del uso de estas ceras.

Por otro lado, la cera es un método que resulta algo doloroso. Son muchas las personas que prefieren usar la crema depilatoria o la maquinilla en una zona como las piernas si no tienen un vello demasiado denso. El tirón duele y se arrancan los pelos desde la raíz, por lo que resulta un poco doloroso. Si deseas un método que duela menos puedes usar los que mencionamos, pero no arrancan el vello de raíz por lo que tendremos que depilarnos más a menudo.

Este tipo de depilación tiene la ventaja de que una vez que sabemos usarla y si no perjudica nuestra piel es algo muy cómodo y bastante económico. Se pueden depilar grandes zonas de forma rápida, con un solo tirón. Por lo que puede ser una buena alternativa para una zona como las piernas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.