Cavitación para eliminar grasa localizada

Cavitación

Cuando acabemos las fiestas, vamos a tener que comenzar a ponernos a tono para la llegada de la primavera. A veces no solo vale la pena hacer dieta y ejercicio, sino que también nos podemos ayudar de tratamientos avanzados que eliminan la grasa localizada, esa que se empeña en quedarse cuando bajamos de peso.

La cavitación es una técnica no invasiva, que no requiere cirugía ni post-operatorio, por lo que es muy recomendada para pequeños depósitos de grasa que se resisten a marcharse. Si eres de las que tiene esa grasa en zonas como el abdomen o los muslos, es una técnica a probar.

En la cavitación se generan microburbujas que van rompiendo la grasa localizada en el cuerpo. El aparato emite ultrasonidos, mientras se va realizando un masaje en la zona a tratar. Esto va destruyendo las células grasas, que se transforman en líquidos que se disolverán en la orina y en el sistema linfático. Eliminarás la grasa de forma natural.

Destruye esas células adiposas que tanto se resisten. Cada sesión se realiza en unos 30 minutos, pasando el aparato sobre la superficie de la piel, por lo que no es invasivo. En cada sesión se suele reducir el volumen en unos dos centímetros. Se trata una zona, y deben pasar unas 72 horas entre cada sesión. En unas 6 o 12, dependiendo de lo que deseemos hacer, tendremos los mejores resultados.

Estos tratamientos que no requieren cirugía ni procesos difíciles son los mejores. Hoy en día hay otros, como la presoterapia, que además actúan allá donde más se necesita. No obstante, no es lo único que se debe hacer, ya que para obtener los mejores resultados es necesario llevar a cabo una dieta y también hacer ejercicio, eliminando más fácilmente las toxinas del cuerpo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *