Casas pasivas y casas ecológicas, ¿qué las diferencia?

Casas pasivas

La conciencia sobre el cambio climático cada vez es mayor en la población. Somos muchos los que hemos adoptado en os últimos años nuevos hábitos con el fin de reducir nuestra huella ecológica y también muchos los proyectos comprometidos con estos valores que se han desarrollado.

El mundo de la arquitectura no es una excepción.  Construir con productos y materiales locales respetuosos con el medio ambiente y modelos eficientes que ahorran energía es hoy una prioridad si deseamos mirar al futuro con esperanza. Las casas pasivas y ecológicas son hoy una gran alternativa a las construcciones tradicionales. Pero, ¿conocemos los matices entre una y otra?

¿Qué es una casa pasiva?

Las casas pasivas son aquellas que a través de una serie de estrategias bioclimáticas reducen al máximo la demanda de energía activa. Dicho de otra forma, aquellas que aprovechando la arquitectura y el diseño nos ayuda a mantener unas condiciones interiores de confort -temperatura, humedad… – con el mínimo consumo de energía activa. Refiriéndonos con energía activa a los servicios que se sirven de energía para funcionar,  sean estos renovables o no, como la electricidad o el gas.

Casas bioclimáticas

En una casa pasiva, entre el 80 y el 90% de su funcionamiento parte de una buena estrategia de diseño bioclimático. El 10% restante corresponde al mínimo aporte de energía externa necesaria para garantizar el confort que en nuestro clima correspondería a la calefacción, imprescindible en pleno invierno.

Principios básicos de una vivienda pasiva

  • Uso eficiente del sol. Las casas pasivas buscan un uso eficiente del sol mediante diferentes elementos pasivos aplicados a la envolvente externa del edificio. Estos serán los encargados tanto de recoger la radiación solar, como de eliminar el calor acumulado en los días de verano. Una buena orientación es el primer paso. En lugares fríos se buscará que el sol penetre en la estructura y los materiales absorban dicha energía. En lugares muy cálidos, en cambio, será necesario proteger la estructura de estos.
  • Aislamiento y puentes térmicos. Gran parte del consumo energético de una vivienda se concentran en la calefacción en invierno, por lo que un buen aislamiento térmico es un concepto clave para construir una casa pasiva. El objetivo es el de almacenar el calor en el interior durante el invierno, para lo que será necesario evitar los puentes térmicos; vías de escape del calor, normalmente fruto de una discontinuidad en el aislamiento.
  • Ventanas de alta prestación. Aberturas en el envolvente externo posibilitan la captación de radiación solar, pero se convierten también en un elemento con riesgo de generar puentes térmicos. Para evitarlo es necesario apostar por carpinterías que aseguren la estanqueidad y vidrios con cámaras de aire intermedias que mejoren las prestaciones térmicas limitando la transmisión de energía e incluso atrapando el calor como ocurre con los vidrios de baja emisividad.
  • Ventilación. La ventilación cruzada, que se basa en generar corrientes de aire naturales en la vivienda que permitan su renovación y al mismo tiempo mejoren las condiciones climáticas de la misma, es una práctica habitual en las casas pasiva. En una práctica que garantiza la ventilación natural como también lo hace la ventilación mecánica con recuperador de calor, una estrategia que consigue recuperar gran parte de la energía que sale hacia fuera a través de la ventilación.

Casa pasiva

¿Qué es una vivienda ecológica?

Si además de una casa pasiva, esta ha sido construida con materiales locales, reciclables y con una vida útil larga, y siguiendo un proceso respetuoso con el medio ambiente y no contaminante, estaríamos hablando de unacasa ecológica. Dicho de otra forma, una casa pasiva es además ecológica cuando:

  • Se utilizan materiales obtenidos de materias primas generadas localmente con procesos de elaboración que ahorran energía con el fin de reducir el impacto ambiental.
  • Así como materiales reciclables con el objetivo de reducir el consumo de materias primas y desechos.
  • Se gestiona ecológicamente los desechos subdividiéndolos por categorías de forma que faciliten la recuperación y el reuso de materiales.

¿Tienes ahora mas claros ambos conceptos? ¿Piensas que es importante cambiar la forma de construir las viviendas? ¿Apostarías por una pasa pasiva si tuvieras oportunidad?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.