Calabaza y patata al horno con salsa de calabaza

Calabaza y patata al horno con salsa de calabazaEsta receta de calabaza y patata al horno con salsa de calabaza, te sorprenderá por su sencillez y por su delicioso sabor. Las verduras al horno son una forma estupenda de comer sano y sin hacer grandes esfuerzos en la cocina.

Es una guarnición perfecta para complementar otros platos principales y salir, de este modo, de las clásicas patatas. Además, la salsa que le acompaña, también se puede aprovechar para aplicarla sobre otras comidas. Por ejemplo, si vamos a preparar carnes, esta guarnición es genial, pudiendo emplear también la misma salsa sobre la carne.

Ingredientes:

(Para 2 personas).

  • 300 gr. de calabaza.
  • 1 patata mediana.
  • 250 ml. de caldo de ave.
  • 50 ml. de nata para cocinar.
  • 1 cebolla chalota.
  • 1 diente de ajo.
  • Una pizca de canela o nuez moscada.
  • Sal y pimienta.
  • Aceite de oliva.

Preparación de la calabaza y patata asada con salsa de calabaza:

Comenzamos precalentando el horno a 200ºC. Mientras va cogiendo calor, pelamos unos 120 gr. de calabaza y la patata. Cortamos en dados ambos y ingredientes, procurando que todos queden del mismo tamaño.

Colocamos los trozos cortados en una bandeja de horno bien repartidos. Ponemos un hilo de aceite y un poco de sal e introducimos la bandeja en el horno. Cocinamos unos 30 minutos a 200ºC, o hasta que los vegetales estén tiernos. Podemos comprobar su ternura pinchándolos con un cuchillo.

Lo siguiente que vamos a hacer es preparar la salsa de calabaza, mientras esperamos que se cocine lo del horno. Cortamos el resto de la calabaza (180 gr.) en cubos también. Pelamos y picamos la chalota y el ajo.

Calentamos un poco de aceite en una cacerola y añadimos la calabaza, la cebolla y el ajo. Lo tapamos con una tapadera y cocinamos durante 10 minutos a fuego medio. Incorporamos en caldo y cocinamos otros 10 minutos más.

Retiramos la cacerola del fuego y lo trituramos todo con la ayuda de una batidora de mano. Volvemos a poner la cacerola en el fuego, agregamos la nata líquida y removemos para mezclar. Por último, añadimos sal y pimienta al gusto y una pizca de canela o nuez moscada. La salsa está lista, la retiramos del fuego y reservamos.

Serviremos la guarnición de calabaza con patatas junto al plato principal, bañada por la salsa de calabaza por encima.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *