Cabeceros de obra para un dormitorio elegante

Cabeceros

El cabecero es un elemento importante en el dormitorio. Lo es porque nos ayuda a llamar la atención sobre la pared principal, aquella en la que normalmente colocamos la cama. Y entre las muchas alternativas, los cabeceros de obra representan una de las mas interesantes.

En los dormitorios mas pequeños y especialmente en estos, un cabecero de obra te proporciona ese elemento de interés que tan necesario resulta en esta estancia. Además estos muretes superpuestos o integrados en la pared suelen cumplir dos funciones, una decorativa y otra funcional al proporcionar espacio de almacenamiento.

Los cabeceros de obra son, generalmente, muretes a media altura que superpuestos o integrados en la pared principal proporcionan a dormitorio una superficie de almacenaje. No ocupan un gran espacio y nos permiten decorar el dormitorio de forma sencilla y práctica. Son muchas las ventajas de instarlos:

  1. Ocupan poco espacio.
  2. Te permiten integrar las luces con facilidad.
  3. Te proporcionan espacio de almacenaje sin la necesidad de integrar ningún mueble.
  4. Son un elemento llamativo.

Cabeceros

¿Te henos convencido? ¿Estás interesada en los cabeceros de obra? Si es así te interesará saber que hay diferentes tipos de cabeceros de obra y que dependiendo del tamaño de la habitación, la distribución de los muebles y de tu presupuesto resultará mucho mas apropiado uno que otro. ¡Conócelos!

Cabeceros tipo hornacina

Para crear este tipo de cabeceros de obra es necesario levantar un tabique completo superpuesto a la pared. Será en este dónde podrás dibujar hornacinas o nichos que sirvan no solo como elemento decorativo sino como espacio de almacenamiento para libros, fotografías o aquellos que necesites tener a mano durante la noche.

Cabeceros de obra tipo hornacina

No es necesario que sea un tabique sólido, puede ser un falso muro fabricado con diferentes materiales que sirva para tal efecto. Y si el dormitorio es pequeño y te resulta difícil incorporar en el un armario, ¿Por que no crear una pared de armarios ocultos que enmarque la cama y cree el efecto de hornacina en la zona del cabecero? Solo tendrás que utilizar diferentes materiales y colores en armarios y cabecero para llamar la atención sobre este último.

Construir este tipo de murete tiene además otras ventajas mas allá de permitirnos crear espacio de almacenaje en la habitación de forma elegante. Nos permite integrar la iluminación con facilidad, especialmente aquellos puntos de luz de apoyo para la lectura

Cabeceros superpuestos

Superponer un murete de media altura a la pared es todo lo que hace falta para crear cabeceros de obra de este tipo. Puedes construirlo de hormigón y crear pequeñas hornacinas en el mismo que sirvan como mesillas. Pero también utilizar listones o tablones de madera e integrar las mesillas como parte del cabecero consiguiendo así un estilo sobrio y elegante para tu dormitorio.

Cabeceros de obra

Ambas opciones te proporcionarán una repisa superior en la que podrás colocas, de estar a la altura adecuada, fotografías, láminas o cuadros. Complementos decorativos que digan algo de tu y contribuyen a hacer de este cabecero de obra el punto focal de la habitación.

Cabeceros de obra divisores

¿Tu dormitorio es un espacio abierto en el que se integran además de la zona de descanso un vestidor, una zona de trabajo o un cuarto de baño? En estos casos los cabeceros de obra pueden servirte para separar los diferentes ambientes de forma efectiva.

Cabecero divisor

Construyendo un murete que no llegue hasta el techo y utilizando este como cabecero conseguirás separar los diferentes espacios sin que en ninguno de ellos te sientas encerrado. Además, permitirás que la luz de los ventanales pase de uno o a otro espacio.

En Bezzia nos encanta la idea de separar de esta forma, utilizando cabeceros de obra, la cama de la zona de armarios. Y también es una idea estupenda cuando no tenemos otro espacio en el que poner nuestra zona de trabajo, porque de esta forma la luz de quien esté trabajando tras el cabecero no molestará al que intente dormir.

¿Te gustan los cabeceros de obra? Son una forma estupenda de crear un punto de interés en el dormitorio, ¿no estáis de acuerdo?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.