Bruxismo ¿porque aprietas los dientes?

El hábito de apretar o rechinar los dientes es una de las causas más habituales de desórdenes craneomandibulares. El bruxismo provoca el desgaste de las piezas hasta el punto de limar por completo la superficie dental. Además, el paciente puede sufrir cefaleas, problemas en la articulación de la mandíbula, sensibilidad acusada en los dientes, dolores de oídos, etc.

Diurno o nocturno:

El primero se relaciona con el estrés y se manifiesta como un problema de apretar los dientes más que de rechinarlos. El nocturno es una disfunción del sueño: durante algunas fases del descanso se aprietan o rechinan los dientes de forma incontrolada y con violencia, hasta llegar a fracturar las piezas. Se pueden dar los dos tipos en el mismo paciente.

Las causas:

El diurno puede estar relacionado con el estrés, pero en el nocturno se desconoce la causa. La experiencia apunta a un factor genético relacionado con la conducta como posible inductor del problema.

A quién afecta:

Es más frecuente en niños, se calcula que se produce en un 20% de ellos. Suele aparecer alrededor de los cuatro años. Si los padres lo aprecian, deben acudir al dentista para minimizar sus efectos. A menudo se manifiesta con dolores de cabeza que los padres no suelen relacionar con el bruxismo, lo que lleva a visitar a distintos especialistas sin encontrar solución. Con la edad, disminuye hasta que en la vejez afecta un 10% de la población.


Un comentario

  1.   lorena dijo

    Paara el bruxismo va genial una cédula,aparatito de silicona que preparan los dentistas.Yo llevo dos años con él y funciona,no me duele la cabeza ni las cervicales,antes era casi diario el dolor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *