Bombas de calor: una tecnología de climatización eficiente

Bomba de calor

Para mantener una temperatura agradable en nuestro hogar hay muchas alternativas en el mercado a las que podemos recurrir. Y lo ideal es comenzar a pensar en ellas ahora, antes de que comiencen los primeros fríos. Porque no todas son igual de eficientes ni sostenibles tal como demuestra el estudio de la OCU que coloca las bombas de calor como primera opción.

Tanto las clásicas calderas de gas como las los sistemas de aerotermia tienen el mismo objetivo: mantener nuestros hogares calientes durante el invierno. Tienen, sin embargo, diferentes formas de hacerlo. Las bombas de calor eléctricas aprovechan la energía térmica del aire exterior, generando calor y frío de una forma respetuosa con el medio ambiente. Nos permiten descarbonizar la calefacción y al mismo tiempo, ahorrar dinero.

¿Qué es una bomba de calor?

Una bomba de calor es un aparato capaz de transferir calor desde un fluido a baja temperatura a otro a mayor temperatura. De esta manera se consigue trasladar la energía térmica de una manera eficiente desde un sitio a otro, en lugar de generar el calor directamente.

¿Cómo funciona?

Una bomba de calor consiste en un circuito cerrado a través del cual fluye un refrigerante que absorbe y cede calor en sus cambios de fase, es decir, cuando pasa de estado gaseoso a líquido y viceversa, según las condiciones de presión y temperatura.

A este circuito se le conoce como circuito frigorífico y está compuesto por un evaporador, un compresor, un condensador y una válvula de expansión. Durante el funcionamiento primero se extraer el calor del aire exterior a través del evaporador, para después elevar su presión, condensarlo y expandirlo.

El circuito permite controlar la temperatura del aire pero también la del agua gracias a una unidad interior -un intercambiador de calor- que se encargará de conectar el sistema previamente descrito y todas las unidades de radiadores o suelo radiante, así como el circuito de agua caliente sanitaria del hogar.

Tipos de bomba de calor

A la hora de aprovechar la energía térmica para la climatización de nuestra vivienda, tenemos a nuestra disposición distintos tipos de bombas de calor en función de su funcionamiento y los sistemas utilizados para el intercambio de calor.

Tipos de bombas de calor

Los mas comunes son  el sistema aire-aire, por el cual el calor/frío para calentar/enfriar el aire interior de la vivienda se obtiene del aire exterior y que hace uso de splits o multisplits . Y el sistema aire-agua que en modo calefacción toma el calor del aire exterior y lo transfiere a un circuito de agua para distribuirlo a unidades terminales tales como, unidades de tratamiento de aire, radiadores o suelo radiante, que ceden el calor del agua al ambiente interior del recinto a calefactar.

Ventajas de la bomba de calor

Las bombas de calor son un sistema de climatización eficiente que utiliza un recurso gratuito para hacer mas confortable nuestro hogar.  Silenciosas, seguras y ¿económicas? tienen además de estas otras ventajas que desarrollamos brevemente a continuación:

  • Alto rendimiento: Al menos el 75% de la energía consumida proviene de una fuente de energía renovable y tan sólo el 25% viene de energía eléctrica. Es así un sistema eficiente que permite un margen de ahorro a largo plazo de hasta un 25%.
  • Es una energía renovable. Así se recoge en el CTE (Código Técnico de la Edificación). Reducen el consumo de combustibles fósiles, protegen los recursos y minimiza las emisiones de CO2 nocivas.
  • No produce combustión. Es un sistema seguro que no produce ni gases ni humos ni residuos, lo que disminuye, además,  las necesidades de mantenimiento y limpieza.
  • Dependen únicamente del suministro eléctrico. Toda la casa puede funcionar exclusivamente con electricidad, sin necesidad de contratar gas o suministros de combustible.

Bombas de calor

Desventajas

¿Tienen las bombas de calor desventajas? Las tienen y aunque son pequeñas comparados con las ventajas pueden resultar un problema inicialmente, en el momento de su instalación. ¡Descúbrelas!

  • Es necesario instalar una unidad exterior, que ocupará espacio y puede afectar a la estética de la fachada
  • Su coste inicial es alto. Puedes tener que contratar una potencia mayor a tu comercializadora eléctrica, lo cual implicará un aumento en el coste de la cuota fija. Aunque en balance y a la larga acabarás ahorrando dinero.
  • Su nivel óptimo de eficiencia estará en los sistemas de radiación a baja temperatura o suelos radiantes, así como en la calefacción por aire.

El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.