Cómo blanquear las uñas de las manos

Las manos cuidadas y las uñas arregladas también dicen mucho de una persona. Como no siempre podemos llevarlas pintadas, si ves que tienes algunas manchas amarillentas en ellas, es el momento de ponerles remedio. De ahí que hoy te mostraremos cómo blanquear las uñas de las manos con remedios naturales y muy sencillos.

En ocasiones el tabaco o bien, el manejar ciertas sustancias, hacen que nuestras manos y uñas se vean dañadas. Incluso también ciertos componentes de los esmaltes que usamos podrán dejarnos estas secuelas en forma de manchas. Sea como fuere, a partir de hoy les dirás adiós y volverás a tener unas uñas resplandecientes.

Cómo blanquear las uñas de las manos con limón

Uno de los remedios más usados es sin duda el limón. Gracias a él, sabremos cómo blanquear las uñas de las manos en un abrir y cerrar de ojos. Para ello, vamos a echar agua en un recipiente amplio, donde nos quepan las manos. En el agua también echarás un vaso de zumo de limón. Ahora tendrás que sumergir tus manos, comprobando que las uñas queden bien cubiertas por el líquido. Una vez hecho esto, te relajarás durante unos 8 minutos. Pasado el tiempo, lavarás tus manos con agua tibia y puedes aplicar tu crema hidratante para dejarlas más suaves.

Agua oxigenada y vinagre

Para este nuevo remedio, vas a necesitar 2 cucharadas de agua oxigenada que mezclarás con tres de vinagre blanco. A la hora de aplicarlo sobre tus uñas, puedes usar un algodón o un fino pincel, según te sea más cómodo. Lo pasarás por todas y cada una de las uñas y una vez hecho esto, ya podrás lavar tus manos. Recuerda ser constante y aplicarlo una vez al día hasta que veas cómo tus manchas desaparecen.

Mezcla de limón y leche

Sí es cierto que volvemos de nuevo al limón, pero en este caso, llega con ayuda. Por un lado hemos visto que el limón es quien se encarga de retirar las manchas de las uñas, mientras que la leche les dará la fortaleza que necesitan. Necesitas el zumo de dos limones que echarás en un recipiente. Meterás en él las uñas y las dejarás unos 8 minutos. Luego, en otro cuenco añadirás medio vaso de leche y sumergirás en él las uñas. En este caso las vamos a dejar unos 12 minutos. Finalmente, lava las manos como de costumbre. Puedes repetir este remedio un par de veces a la semana.

Bicarbonato de sodio

Otro de los productos que siempre tienen que estar en nuestro hogar es el bicarbonato de sodio. Cuenta con muchísimos usos y uno de ellos es perfecto para poder blanquear las uñas. En este caso tendremos que mezclar una parte de bicarbonato por otra de agua. Mezclamos y empapamos un algodón en esta combinación. Lo iremos aplicando por las uñas, frotando ligeramente. Dejaremos reposar unos 15 minutos y lavaremos con agua. Finalmente date un masaje por toda la mano y uñas con tu crema hidratante. Más que nada porque el bicarbonato puede resecar un poco la piel y por lo tanto, también las uñas.

Además, para cuidar tus uñas cada día también existen remedios más rápidos. Por un lado, nada como una dieta equilibrada y abandonar hábito como el tabaco. Por otro, intenta no pintarte las uñas con mucha frecuencia. Siempre es bueno dejarlas respirar un poco. Recuerda que en esos días en los que no llevas esmalte, puedes aplicar un poco de aceite de oliva sobre ellas. Este sencillo paso nos permitirá disfrutar de unas uñas mucho más fuertes y sanas. Ideas muy sencillas para dejar atrás las manchas amarillas y darle la bienvenida al color más blanco de tus manos.


Categorías

Tus uñas

Susana Godoy

Desde pequeña tenía claro que lo mío era ser profesora. De ahí que me haya licenciado en Filología Inglesa. Algo que se puede combinar a la... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *