Beneficios y tratamientos con sales marinas

Beneficios y tratamientoscon sales marinas  

 

Estas sales marinas que se mencionan anteriormente, y que favorecen al organismo, cuentan con los beneficios de ser: Antirradicales libres: la superóxido dismutasa es una encima de muy bajo peso molecular, por ello tiene buena capacidad de penetración cutánea. Combate el envejecimiento protegiendo la membrana celular.

 Humectantes naturales: mantienen la humedad rehidratando el tejido epidérmico. Evitan la retención de agua y brindan mayor elasticidad.

Desintoxicantes: ayudan como ningún otros elemento a eliminar sustancias tóxicas y estimulan el sistema inmunológico. El yodo natural que poseen acelera el metabolismo cutáneo favoreciendo la reproducción celular y la pérdida de peso.

Antiestrés: el magnesio y los mucopolisacáridos intensifican la humectación de la piel, y la riqueza mineral contribuye a restaurar los valores que desequilibra el agotamiento.

Estimulante circulatorio: estimulan el metabolismo permitiendo a los enzimas disolver las toxinas acumuladas, por ejemplo, en la celulitis. A su vez, dilatan los capilares permitiendo la incorporación de oxígeno y nutrientes en los tejidos. La mejoría es notoria en especial en los casos de várices.

En cuanto a los tratamientos con algas, si bien las propiedades de las algas se conocen desde hace mucho tiempo, la protección celular rígida que las caracteriza siempre impidió que se las utilizara en los distintos productos de cosmética. Esta situación se vio modificada cuando biólogos franceses lograron una técnica para emplearlas y conservar intactas sus propiedades. La misma, consiste en enfriar el alga una vez extraída del mar, y someterla a un pulverizado a muy alta velocidad que las transforme en un micropolvo que conserva intacta su riqueza mineral.

El tratamiento comienza con la aplicación de vendas con gel tibio de algas y un masaje de modelación con drenaje linfático. Eso se complementa con la terapia de apoyo en el hogar que consiste en tomar baños de inmersión con las sales en forma simultánea al tratamiento. Estas secuencias son ideales para mujeres con obesidad y que necesitan modelar su cuerpo para recuperar la forma armónica que han perdido. En cambio, para aquellas mujeres que sólo desean mantener la estética o reducir algún punto con celulitis en glúteos y nalgas, obesidad en el abdomen o mejorar sus sistema circulatorio, los baños de inmersión solos son más que suficientes.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *