Beneficios del zumo de granada para el organismo

Granada

Cuando llegan los meses de frío empezamos a ver estos frutos que inundan supermercados, mercados semanales de fruta fresca o grandes superficies. La granada es una rica fruta que tan sólo se encuentra en otoño y parte del invierno.

Es una fruta deliciosa y muy jugosa, ya que gran parte de su composición está hecha a base de agua o zumo. Si quieres saber cuáles son los beneficios que nos aporta, no dejes de seguir leyendo estas líneas.

La granada aporta antioxidantes, además de hierro, vitaminas del grupo B y fibra. Es por ello, que cuando aparecen en las tiendas, no debes olvidar coger granadas para disfrutar no sólo de su sabor, sino también de sus grandes beneficios.

Su contenido en calorías es bastante moderado, por lo que podemos consumirlas sin temer por nuestra figura, esto ocurre por su alto contenido en agua, más de un 80% de su contenido es líquido, y siempre se ha recomendado en dietas para adelgazar.

Granada

Propiedades beneficiosas de la granada

Si analizamos las propiedades nutricionales de la granada, nos encontramos con una fuente natural de vitaminas C y B2, además de minerales y antioxidantes. Por otro lado, su alto contenido en fibra nos ayuda a mantener un intestino controlado y saludable, aunque si queremos que la fibra actúe más sobre nuestro cuerpo, tendremos que comer la pieza entera en vez de realizar zumo.

Siempre se ha dicho que es muy importante comer 5 piezas de frutas y verduras al día, y esta fruta tiene una cantidad de hidratos de carbono un tanto superior al resto de frutas, sobretodo si hablamos de glucosa o fructosa.

Además, también es rico en polifenoles y flavonoides,  que se encuentran en la cáscara, las hojas o los tabiques interiores que mantienen las perlas de la granada en su sitio. Por otro lado, destacamos que es rica en potasio, es muy baja en sodio, al igual que muchas de las frutas.

Gracias a esta composición de nutrientes de potasio, hierro, vitaminas del grupo B y vitamina C, es considerada una fruta muy beneficiosa y que no debería faltar en nuestra dieta.

A continuación os contamos cuáles son esas magníficos beneficios.

Beneficios gracias a la vitamina C

Existen muchas razones por las que todos deberían empezar a disfrutar de esta rica fruta, gracias a su alto contenido en vitamina C, o lo que es lo mismo, el ácido ascórbico, aumentaremos en nuestro organismo de antioxidantes naturales que mantendrán los órganos, tejidos y sistemas de nuestro cuerpo en buen estado, cuidándolos por los radicales libres.

Además, la vitamina C contribuye a un aumento de la producción de colágeno, que es esencial para cuidar y mantener una piel saludable, nos ayuda a cicatrizar heridas y mejorarla en otras cuestiones.

Una falta de vitamina C puede provocar un aumento de enfermedades cardiovasculares y que con un modesto consumo de 100 mg/día son más que suficientes para reducir esa incidencia.

Aceite de granada

Beneficios que obtenemos de las vitaminas del grupo B

Este grupo de vitaminas es muy beneficioso, se conoce comúnmente como «complejo B» y se han hecho muy populares porque se ha demostrado que nos permiten mejorar la salud de nuestro cerebro, uno de los órganos más importantes de nuestro cuerpo.

Además, controlan y cuidan de nuestros glóbulos rojos, mejoran nuestra calidad de los músculos, nos ayudan a producir más hormonas, e intervienen en múltiples procesos, como mejorar nuestra actividad intestinal.

Beneficios generales de la granada

Si en este punto hacemos una recopilación de los beneficios de la granada, podríamos resumirlos en los siguientes:

  • Nos aporta una gran cantidad de energía.
  • Aporta vitaminas del grupo B, que son beneficiosas para favorecer la salud de nuestro cerebro.
  • La vitamina C, es perfecta para ayudarnos a formar mayor cantidad de colágeno en nuestra piel.
  • Nos permite mantener a raya ciertas enfermedades cardiovasculares.
  • Si la incluimos en nuestra dieta, podremos mantener una salud estable y muy beneficiosa.

¿Cómo consumimos la granada?

Esta fruta la podemos consumir a cualquier hora del día, lo más «complicado» o más «entretenido» es pelarla, ya que debemos de sacar primero las perlas para poder consumirla.

Muchas personas siempre han dejado de consumir granada por el simple hecho de pelarla, ya que puede ser bastante tedioso. Sin embargo, en Internet encontramos distintos métodos para sacar estos granos fácilmente, podemos cortar la granada por la mitad y golpear la parte de la cáscara con una cuchara, lentamente irán cayendo los granos de manera sencilla.

También podemos cortarla en cuatro partes para ir despegando todas las semillas con facilidad. Por último, otra forma de consumir la granada es a través de un rico zumo elaborado a partir de sus semillas.

El zumo de granada tanto si lo preparamos en casa como si lo conseguimos de un herbolario o una tienda de productos naturales, puede ser muy beneficioso al mismo tiempo de disfrutar de una rica bebida.

Lo ideal es endulzar este zumo si lo viésemos necesario con hojas de stevia o miel, para que así nos sepa más dulce y pueda ser una rica merienda o un postre delicioso.

La relación de la granada y la fertilidad

La granada se ha considerado desde la antigüedad como una de las frutas del amor, ya que ayuda a mejorar la fertilidad, la fecundidad y la abundancia. Aunque visto así es una cuestión muy simbólica, son los nutrientes que hemos visto que posee los que la convierten en una fruta que nos ayuda a quedarnos embarazados.

En este caso destacan los fitoestrógenos vegetales, que se relacionan directamente con la fertilidad. Sus semillas junto a su cáscara contienen estas sustancias, que además, colaboran en el aumento del deseo sexual.

Por otro lado, también permite mejorar la calidad del semen y previene ciertos problemas urológicos.

Todos los antioxidantes que contienen, junto a las vitaminas C y las del grupo B, y todos los minerales, potasio, hierro, silicio, calcio o zinc, el ácido málico, cítrico o su contenido en Omega 5.

Recuerda que es una fruta baja en grasa y azúcares, su potente color rojo se debe a los antocianinas, unas sustancias que permiten además, mejorar nuestra circulación, aumentan la líbido, mejoran nuestra salud cardíaca y el sistema urinario.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.