Beneficios del ejercicio físico para la salud mental

Ejercicio físico y salud mental

La práctica del ejercicio físico aporta beneficios para la salud a todos los niveles, incluso, a nivel mental. Cuando haces ejercicio te sientes mejor contigo mismo, porque sientes que estás haciendo algo bueno por tu cuerpo. Pero no solo eso, existen evidencias científicas que determinan que mientras haces ejercicio, se activan las conexiones neurotransmisora.

Lo que significa que las células nerviosas están más activas y con ello, se mejora la concentración, la atención y el aprendizaje. Por lo tanto, el ejercicio tiene una gran relación con la capacidad de aprendizaje. Algo que sin duda, es necesario en el desarrollo de los niños, adolescentes y personas en época de estudios. Pero también para los adultos que cada día se tienen que enfrentar a un sinfín de situaciones que requieren de mucha concentración.

Cómo beneficia el ejercicio físico a la salud mental

Beneficios del ejercicio en la salud mental

Uno de los principales beneficios de la práctica del ejercicio físico a nivel mental, es la mejora de la autoestima. La capacidad de hacer ejercicio, mejorar el rendimiento físico, la constancia o el deseo de conseguir mejores resultados, aporta un estado de euforia y bienestar emocional. Sentimientos que te ayudan a ser constante y repetir el ejercicio cada día, porque además de la sensación física, recuerdas la sensación emocional.

Además de mejorar la autoestima o favorecer el aprendizaje, el ejercicio físico tiene otros muchos beneficios para la salud mental. Estos son alguno de ellos, seguro que al terminar te sentirás mucho más motivada y con ganas de empezar a moverte. Tanto por tu salud física, como por la salud mental.

Se liberan endorfinas

Cuando haces ejercicio tu cuerpo libera hormonas que son conocidas como la hormona de la felicidad, exactamente endorfinas. Estas hormonas ayudan a reducir los estados de ansiedad, el estrés, la tristeza e incluso la depresión. Por lo que es muy importante activar el cuerpo a través del ejercicio físico, porque así el organismo produce y libera esta hormona que nos ayuda a sentir mejor anímicamente.

Previene el deterioro cognitivo

Hacer ejercicio hace que tu cuerpo no sufra envejecimiento de forma prematura. Tus células, músculos, huesos y órganos en general, se mantienen jóvenes durante más tiempo. Esto, según las investigaciones científicas, supone la prevención del deterioro cognitivo. Por lo que, si el deporte se practica durante la juventud o la edad adulta, se pueden prevenir enfermedades degenerativas como la demencia.

Mejora la productividad

Tener un cuerpo sano es la clave para tener una mente sana. Cuanto más lo está, más activo está tu cerebro, trabaja a mayor rendimiento. Esto significa que aumentan tus capacidades resolutivas, la concentración o la atención. Al realizar cualquier actividad, tener un cerebro a pleno rendimiento es fundamental para lograr una mayor productividad. Algo que te ayuda tanto en el plano laboral, en el académico y en cualquier aspecto de la vida cotidiana.

Aumenta la concentración

Ejercicio para mejorar la concentración

Hacer ejercicio físico requiere en muchos casos de un gran ejercicio de concentración, especialmente en deportes en los que necesitas hacer movimientos específicos. Trabajar ese área del cerebro, te permitirá después mostrar una mayor capacidad de concentración cuando tengas que realizar otras actividades. Para ello, nada mejor que deportes como el yoga, el tenis o la gimnasia.

En definitiva, mover el cuerpo es beneficioso a todos los niveles. A la vez que trabajas tu cuerpo para tener una mejor forma física, ayudas a mejorar la salud de tus células, las fibras de tu cuerpo, tus músculos o tus huesos. Esto supone que ayudas a tu cuerpo a mantenerse más joven y saludable. A su vez, mejoras un montón de aspectos psicológicos como los mencionados.

Sin olvidar la gran satisfacción de saber que estás realizando un esfuerzo por ti, para ti y sobre ti. Algo que quizá, en la mayoría de los casos suele quedar en segundo plano. Porque las personas tienden a cuidar y proteger la salud de los demás, sin tener en cuenta la propia. Por lo tanto, si no lo haces ya, comienza a practicar ejercicio para mejorar tu salud física y mental.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.