Beneficios de las uvas, que no falten esta noche vieja

6609738091_1636598438_b

Todavía no hemos pasado el día 25 de Navidad pero ya estamos pensando en la última noche del año. El 31 de diciembre todos los españoles nos reuniremos alrededor de 12 pequeñas perlas dulces, las 12 uvas de la suerte. Como cada año, se repite esta tradición, pero ¿realmente sabemos de dónde viene? Queremos que conozcas el por qué de esta tradición.

El año que marca el comienzo de la tradición de forma masiva, fue en la Nochevieja de 1909 y fue por motivo de un gran excedente de uvas en la cosecha en Alicante. Sin embargo, el precedente de esta tradición fue en 1882 fecha en la que el bando municipal del acalde de Madrid impuso una cuota de un duro, cinco pesetas a todos los que quisieran ver a los Reyes Magos. Una decisión que fue tomada para recaudar dinero y evitar que forasteros y madrileños festejaran libremente la fiesta de los Reyes Magos.

Un grupo de madrileños optaron por hacer burla a todos reuniéndose la última noche del año delante de la puerta del Sol con 12 uvas, y tomarlas al ritmo de las campanadas. Quería ridiculizar a la sociedad burguesa que tenía por costumbre en las fiestas navideñas acompañar el champagne con uvas. Desde entonces se fue expandiendo esta tradición por toda la sociedad y cada año que pasaba eran más y más personas que tomaban las 12 uvas delante de la puerta del Sol.

Cada una de esas 12 uvas simbolizan los 12 meses del año y deben tomarse como bien es conocido con cada campanada del reloj. En otros países también es típico tomar alimentos para recibir el nuevo año. Por ejemplo, en Grecia suelen cocinar un pastel conocido por Vassilopitta donde en su interior se coloca una moneda de oro. El que de con la moneda será el que más suerte tenga ese año. En Italia y otros países de sudamérica, toman después de las campanadas un plato de lentejas estofadas para atraer fortuna, prosperidad y salud.

3222673160_a89651f913_b

Beneficios de las uvas

A parte de tomarlas por tradición las uvas nos aportan grandes beneficios a nuestra salud. Este pequeño fruto es pequeño y muy jugoso, es originaria de Europa y del medio oriente, pertenece a la familia de las vitáceas. Su sabor dulzón hace que guste a la mayoría. Es una de las frutas más conocidas mundialmente porque es la encargada de ‘crear’ vino, de su fermentación obtenemos el mosto y el vino.

La uva está compuesta en un 80% por agua y fibra. Es una muy rica fuente de hidratos de carbono por lo que un consumo abusivo puede ayudarnos a ganar peso fácilmente. Entre sus componentes encontramos también la proteína y la fructosa, tiene taninos y carotenoides, vitaminas A, C, K, D, E y todas las del complejo B. Además, tiene potasio ideal para combatir la hipertensión.

Son una gran fuente de hierro así gracias a ella mantenemos a ralla la anemia y fortalece nuestro sistema inmunológico. Contienen fósforo para aliviar el cansancio y la fatiga, y el calcio para prevenir la osteoporosis y los calambres musculares.

De la uva se puede aprovechar todo, en su piel encontramos los flavonoides que son unos potentes antioxidantes, además, contribuyen a que nuestra piel esté bien hidratada y aumenten los niveles de colesterol bueno.

Escoge las mejores uvas

Para seleccionar las uvas más frescas es importante que nos fijemos en su piel, debe estar tersa y libre de manchas. Busca las que luzcan jugosas y no arrugadas. El color de la uva determina en muchas ocasiones cómo de dulce son, una uva verde debe entonarse hacia el amarillo para que sepamos que es más dulce. Las uvas de raza roja deben tener un color más uniforme, sin cambios de color y la negra debe ser prácticamente negra.

Las uvas hay que tomarlas frescas, es decir, en el momento de su compra y si no es así, hay que refrigerarlas ya que a temperatura ambiente fermentan y su maduración se acelera. En la nevera pueden aguantarnos de 10 a 15 días siempre guardadas sin lavar para que no se estropeen.

6142830757_5a26afecf6_b

Hay que tener en cuenta

Cuidado con este fruto, como cualquier alimento por muy bueno que sea, el consumirlo en exceso puede ocasionarnos problemas de salud. Tomar gran cantidad de uvas puede tener un efecto laxante y puede ocasionar diarrea. Las personas que consumen regularmente uvas y a su vez siguen algún tratamiento médico puede ocasionar que se vea mermado el efecto del tratamiento. Por ello, es importante que si se van a consumir uvas regularmente se comente con el médico. Por último, aquellas personas que padecen cálculos renales o diabetes es importante reducir su consumo ya que afectan directamente a estas dos enfermedades.

Las uvas son un fruto de pequeño tamaño pero muy poderoso. Cada Nochevieja tomamos 12 uvas, este año las tomaremos sabiendo lo que comemos y por qué las estamos comiendo. Hay que disfrutar del momento, de la emoción de entrar en un nuevo año y vigilar que ninguna se nos atragante.


Categorías

Bienestar, Salud

Pau Heidemeyer

Soy Paula, aunque no me importa que acorten mi nombre en Pau. Estudié comunicación audiovisual y estoy empezando a trazar un camino hacia un futuro... Ver perfil ›

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *