Beneficios de las avellanas y su gran aporte nutricional

avellanas con cáscara

Si las avellanas son uno de tus frutos secos favoritos, estás de enhorabuena, hoy queremos hablar de los beneficios que tienen las avellanas, estos pequeños frutos tan deliciosos llenos de propiedades nutricionales asombrosas.

Seguramente las hayas comido de distintas formas, y si las tomas tostadas te recordarán al sabor de la crema de cacao Nutella, si estás pensando en cambiar de fruto seco y empezar a tomar otro, te aconsejamos que tomes una temporada algunas avellanas, a continuación te contamos el porqué.

Las avellanas se pueden disfrutar solas, en ensaladas, batidos o leches vegetales. Sin embargo, es necesario recordar que lo más recomendable es tener un consumo moderado porque a pesar de ser muy saludables son unos alimentos muy calóricos.

Este fruto seco se recomienda mucho en la dieta dado que contiene una gran cantidad de proteínas, antioxidantes y minerales. Además, su alto contenido en grasas saludables hacen que sea un producto muy saludable. Aunque se tendrá que controlar su consumo por muy deliciosas que estén.

Avellanas

Nutrientes beneficiosos de las avellanas

En el consumo habitual de las avellanas, cacahuetes y almendras se ha visto una asociación de que si se consumen de manera regular pueden ayudarnos a reducir el colesterol y será una protección contra ciertas enfermedades cardiovasculares y todo ello, gracias a sus propiedades antioxidantes. Además, si se consumen con mesura, será posible controlar el peso y la aparición de la diabetes.

La composición en grasas saludables junto a su composición en antioxidantes, fibra, vitaminas y minerales como el potasio, calcio, magnesio o manganeso, hacen de ellas una opción ideal para mejorar nuestro organismo por su alto valor nutricional.

Es por ello que se dice que las avellanas son un rico snack, ya que no solo aporta fibra alimentaria o vitaminas E, sino que también permite mejorar las distintas funciones del organismo, sobre todo en la protección de las células contra un estrés oxidativo.

A continuación, te contamos cuáles son esos beneficios de forma más detallada.

Flavonoides

Los flavonoides  son capaces de mejorar la circulación y favorecer el funcionamiento del cerebro. Las avellanas por ello, pueden aportar grandes beneficios para la salud, con un puñado al día en el almuerzo o para la merienda permitirá mejorar las niveles en este sentido.

Grasas saludables

Como decíamos, las grasas saludables se encuentran en todos los frutos secos, y en este caso las avellanas permiten ayudar el sistema cardiovascular. Esto se debe a que las grasas poliinsaturadas y las monoinsaturadas, las cuales son saludables. De hecho, el 78% de la grasa es monoinsaturada.

Quizá te interese: Alimentos ricos en grasas saludables

Avellanas

Proteínas

Las avellanas crudas son una fuente moderada de proteína vegetal y además, aporta energía al organismo, y además, colabora en la regeneración de las células, órganos y tejidos.

Lo ideal es consumirla al natural con moderación

Es indudable que las avellanas son un alimento saludable, siempre que se tomen con moderación, de manera cruda o natural. Tenemos que evitar tomarlas azucaradas o saladas ni fritas. Recomendamos que se tomen tan sólo 3 veces a la semana y tan sólo un puñado al día. Las personas que tienen un bajo peso pueden beneficiarse de estos frutos secos a diario, siempre y cuando se acompañe con una dieta balanceada.

Las personas que adoptaron o desean adoptar una dieta vegetariana o vegana, pueden encontrar en las avellanas además, una opción muy saludable para mejorar su sistema inmunitario y el buen funcionamiento de las células del organismo. Y todo esto se produce gracias a su contenido en:

  • Fibra.
  • Esteroles.
  • Vitamina E.
  • Antioxidantes.
  • Grasas saludables.
  • Ácidos grasos Omega-3.

Las avellanas se pueden encontrar en todos los supermercados, y además, todo el año. Este es sin duda de los más recomendables, ya que con él puedes incluso hacer deliciosas recetas, como la leche de avellanas que a continuación te explicamos cómo hacer.

Prepara leche de avellanas y aprovéchate de tus propiedades

Si quieres hacer la leche de avellanas en casa, puedes realizar esta sencilla receta. Para preparar un litro de leche de avellanas necesitarás un litro de agua potable y avellanas. Si quieres que esté con otro sabor, puedes añadirle pasas, dátiles o esencia de vainilla, así tendrá un toque de lo más delicioso.

  • Para preparar esta leche de avellanas debes remojar las avellanas al menos durante 8 horas para que se hidraten lo suficiente y dupliquen su volumen. Deben estar crudas y no pueden estar tostadas.
  • Después de este tiempo debes escurrirlas y colocarlas en una licuadora.
  • En principio puedes utilizar 3 tazas de agua por cada taza de avellana remojada, pero si quieres que sea máss concentrado, puedes cambiar las proporciones e ir agregando poco a poco el agua.
  • Cuando tengas la preparación lista, pasa la mezcla por un filtro de tela para separar el líquido de los restos de la avellana.
  • Una vez hecho esto, guarda en una botella con tapa y añádele el saborizante que prefieras.

Las bebidas de avellanas que encontramos en los supermercados tienen azúcar refinado agregado, por lo que no son tan saludables como el que podemos realizar en casa. De hecho, muchas otras añaden artificialmente calcio para igual el aporte de calcio como el que podría dar la leche de vaca o de origen animal.

avellanas y chocolate

Beneficios de la leche de avellanas

Esta bebida es muy útil y complementaria dentro de una alimentación variada y saludable. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no tiene los mismos nutrientes que la leche de vaca o de cabra. En caso de no consumir ningún tipo de lácteo, es importante buscar en alimentos ese calcio que deberías recibir de ellos.

Lo ideal es consultar con un nutricionista si tienes una dieta vegana para que pueda ayudarte con la selección de los mejores alimentos. Porque una deficiencia en nuestro sistema podría acarrear problemas futuros.

Por lo que no olvides introducir las pequeñas avellanas a tu alimentación, puedes además, no sólo hacer esta leche de avellanas, sino también hacer bizcochos, añadirlo a chocolates, o ensaladas. Diviértete en la cocina y disfruta de ella, de la cocina con salud.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.