Beneficios de la natación temprana en niños

Los niños que aprenden a nadar a los 5 años tendrán obtendrán muchas ventajas de desarrollo en comparación con los niños que no comienzan la actividad a una edad temprana. Un estudio reveló que los niños que comenzaron a nadar temprano experimentaron un desarrollo físico y cognitivo más rápido de lo que se podría esperar.

Descubre a continuación cuáles son los beneficios que pueden tener tus hijos si aprenden a nadar de forma temprana, así si estás pensando en apuntar a tus hijos a natación y tienen 5 años descubrirás todas las ventajas que tiene.

Habilidades físicas, visuales y motrices

Los niños que nadan tempranamente tendrán un mejor equilibrio en el movimiento y serán más capaces de coger objetos. Tendrá una motricidad fina mucho más desarrollada y a la hora de trazar líneas o utilizar las tijeras será más fácil para ellos.

Más inteligentes

Los niños que aprenden a nadar antes, tendrás más capacidad matemática y del lenguaje. Además tendrán una inteligencia más avanzada de unos 20 meses en comparación con los niños que no nadan, que tienen mayor dificultad para comprender las instrucciones en comparación con los niños que sí aprendiendo a nadar de forma temprana.

Todas estas ventajas son posibles gracias a que los niños adquieren una mayor fuerza muscular y habilidades para desenvolverse en el medio acuático. Esta resistencia al agua no solo beneficia al cuerpo si no que el cerebro también se ve ampliamente fortalecido. Aprenden a entender mejor las instrucciones, a mejorar la capacidad de concentración y a potenciar una mejor adaptación a los cambios.

Todo son ventajas

Como puedes ver aprender a nadar a la edad de 5 años hará que un niño también disfrute del deporte, de darse cuenta cómo el ejercicio es sano y saludable. Tendrá una mayor autoestima y más confianza en sí mismo al saber defenderse en el medio acuático, superando miedos que podría tener previos, como el miedo al agua por no saber nadar correctamente.

Por si fuese poco, las ventajas en la capacidad física así como la capacidad de dominar las adversidades harán que el niño se sienta con una gran motivación para superar cualquier obstáculo. Se dará cuenta que con esfuerzo y práctica se pueden mejorar las habilidades que se proponga, algo que sin duda le vendrá muy bien para cualquier ámbito de su vida.

Apuntar a los niños a natación

Si eres experto/a nadador/a entonces es buena idea que le enseñes tú a tus hijos a nadar si tienes la oportunidad de hacerlo. Pero si no, lo conveniente es que apuntes a tus hijos a clases de natación para niños pequeños, que tenga niveles graduales dependiendo de su capacidad de adaptación y evolución dentro del agua. De esta manera, serán profesionales de la natación quienes enseñen a tus hijos a nadar.

Serán personas que están totalmente capacitadas para llevar a cabo este tipo de trabajo y enseñanza y que además, están preparados y entrenados en primeros auxilios por si fuese necesario. Tus hijos aprenderán a nadar y tú estarás mucho más tranquilo/a cuando llegue el verano y vayáis a piscinas o a la playa.

Pero aunque tu hijo sepa nadar, nunca le quites los ojos de encima cuando estéis pasando un rato de ocio en la playa o la piscina. ¡La seguridad también se basa en la vigilancia constante en los niños!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.