Bebidas energéticas: 6 motivos para no consumirlas

Bebidas energéticas

Las bebidas energéticas tienen cada día mas consumidores, la mayoría adolescentes y adultos hasta los 30 años. Se estima que alrededor de un 60% de los jóvenes españoles están enganchados a estas bebidas y ya han surgido las voces que reclaman su regulación.

En muchos casos se publicitan como bebidas dirigidas a deportistas y se venden con la promesa de dar alas pero sus ingredientes tienen otras consecuencias. Descubre por qué no debieras consumir estas bebidas energéticas ni dárselas a los mas pequeños.

¿Qué entendemos por bebidas energéticas?

Las bebidas energéticas agrupan todas aquellas bebidas no alcohólicas que contienen cafeína, taurina y vitaminas (sobre todo del grupo B). Ingredientes que pueden ir además acompañados de otros como gingko, ginseng, guaraná, carnitina o glucuronolactona.

Bebidas energéticas

Muchas se publicitan como bebidas dirigidas a deportistas, con la promesa de ser energizantes, dar alas o contribuir a la recuperación tras una rutina de ejercicio intenso, pero ¿qué hay de verdad en todo esto? La realidad es que la principal fuente de energía de las bebidas energéticas no es otra que la cafeína.

Las mentiras

Varios estudios publicados recientemente han coincidido en advertir que las bebidas energéticas no generan ese beneficio tras el ejercicio del que se habla. Y no solo eso sino que al incorporan componentes químicos como la taurina, la quinina o la cafeína pueden resultar perjudiciales en determinadas cantidades aunque no lo indican en el etiquetado.

Ningún ingrediente de estas bebidas energéticas da esa energía que promete impulsa su consumo. No estamos diciendo que la gente mienta, que no perciba tras consumir una de estas bebidas un aumento de energía, pero este tiene un efecto rápido y de corta duración proveniente, generalmente, de la enorme cantidad de azúcar que contienen.

Los riesgos para la salud

En consumo de bebidas energéticas tiene efectos secundarios negativos que pueden llegar a ser peligrosos si su consumo es continuado. La mayoría están relacionados con los componentes químicos estimulantes y el azúcar que incorporan. Pero, ¿cúales son?

  • Son sobreestimulantes. La mayoría de estas bebidas incorporan componentes químicos altamente estimulantes como la taurina, la quinina o la cafeína. En altas cantidades producen sobreestimulación y mezclados con otros estimulantes como el alcohol pueden llegar a provocar transtornos en el organismo graves. Ten en cuenta que los efectos adversos de la cafeína en el sistema nervioso suelen aparecer con dosis a partir de los 200 miligramos  y algunas de estas bebidas energéticas contienen ya entre 100 y 200 miligramos de cafeína por unidad.
  • Crean dependencia. La cafeína es un estimulante que genera adicción ysu poder estimulante puede aquí puede verse realzado por otras sustancias.
  • Aumentan el riesgo de sufrir hipertensión y taquicardias. Las bebidas energéticas con cafeína alteran la actividad del corazón y aumentan la presión arterial. Tanto el consumo rápido de grandes cantidades (un litro de bebida energética en menos de una hora) o el consumo continuado aumentan así el riesgo de sufrir hipertensión, taquicardias o arritmias, incluso en personas sanas.
  • Pueden producir insomnio. La cafeína y el guaraná, que posee un alto contenido de cafeína, dan lugar a efectos secundarios como dolor de cabeza e insomnio.
  • Tienen grandes cantidades de azúcar. Uno de los ingredientes principales de las bebidas energéticas es el azúcar. ¿Sabías que en los envases de 500 mililitros puede haber hasta 75 gramos de azúcar? Un envase de este tipo triplicaría por si solo las recomendaciones actuales de la OMS que recomienda no exceder los 25 gramos de azúcares añadidos diarios. El consumo de azúcar está directamente relacionado con obesidad y asociado con la aparición de otros problemas de salud como la resistencia a la insulina, riesgo cardiovascular…
  • Malas para nuestra salud dental. Contienen azúcar y ácido cítrico, una molécula altamente corrosiva para los dientes. Son, por tanto, responsables de caries y daños en el esmalte dental.

¿Sueles consumir estas bebidas a menudo? Los profesionales de la salud advierten de sus peligros, especialmente en niños y determinados grupos de personas para los que podrían ser potencialmente peligrosas. ¡Evítalas! ¡Cambia de hábitos! Y cúrate en salud.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.