Beauty Blender, Brocha Oval o Silisponge para aplicar la base

Esponja maquillaje

Son muchos los nuevos productos que van apareciendo en el mundo del maquillaje para sorprendernos y también para que consumamos más atraídos por las nuevas características y promesas de estos productos. En los últimos tiempos han aparecido productos novedosos a la hora de aplicar el maquillaje, y por eso se han creado muchas comparativas para ver cuál era el mejor o las ventajas y desventajas de cada uno.

En este caso vamos a ver cuáles son las propiedades de tres productos para aplicar el maquillaje. Nos referimos a la Beauty Blender, la Brocha Oval y la Silisponge. Estos tres productos se utilizan para aplicar los maquillajes en crema, ya sea la prebase, el contouring, la base de maquillaje o el iluminador o corrector, así que veremos las cualidades de cada producto.

Beauty Blender

Beauty Blender

La Beauty Blender es la más conocida de las tres herramientas de maquillaje y la primera que apareció para revolucionar la forma de aplicar las cremas. Esta es una esponja con unas formas redondeadas las cuales ayudan a que no nos queden marcas y rayas en el maquillaje. Es como la evolución de las esponjas de maquillaje de toda la vida. Un truco que se debe hacer con ella es mojarla antes de utilizarla, para que sea más suave y para que no absorba tanto maquillaje. La gran ventaja de esta esponja es que difumina muy bien y es ideal para hacer que el producto se integre en la piel debido a su porosidad. No deja marcas y en las esquinas y zonas más difíciles se obtiene muy buen resultado.

Una de las desventajas que puede tener es su limpieza, que al absorber producto puede no ser tan buena. También que el producto no se aprovecha tanto porque lo absorbe. Entonces estaremos perdiendo una gran cantidad en la esponja. Estas esponjas además hay que cambiarlas cada ciertos meses porque acaban acumulando suciedad y gérmentes.

Brocha Oval

Brocha oval

Las brochas ovales son la nueva sensación de la temporada, y es que son brochas bastante densas y muy suaves, que se parecen a un cepillo de pelo o a un cepillo de dientes, pero con una suavidad muchísimo mayor porque son para el rostro. Lo mejor de estas brochas es que encontramos muchas diferentes en varios tamaños. Hay una más estrecha, que se usa para aplicar las líneas del contouring con precisión, otras brochas más anchas para difuminar la base. En definitiva podemos utilizarlas de diversas formas, y es que viendo tutoriales se usan de formas distintas. Su gran ventaja es que son súper suaves con la piel y difuminan muy bien. Al haber varios tamaños, podemos usarlas con diferentes fines, aunque en general se usan para las cremas y las bases e iluminadores.

Una desventaja que puede tener esta brocha es que también absorbe bastante producto, por lo que debemos aplicar primero en la piel y luego difuminar. Las brochas más grandes y anchas también son difíciles de usar en los ángulos más pequeños, como junto a los ojos, por eso tenemos que combinarlas con otras brochas más pequeñas.

Silisponge

Silisponge

Por último tenemos un producto que ha causado bastante polémica porque tiene tantos detractores como seguidores. Esta esponja de silicona tiene un tacto suave y nos ofrece la gran ventaja de que con ella no se desperdicia producto, ya que no absorbe. Así le sacamos más partido al maquillaje. Además, es muy fácil de limpiar y muy higiénica por lo que dura mucho.

La gran desventaja es que al no ser porosa no difumina bien ni hace que el producto se mezcle con la piel, sino que solo lo extiende. Está bien para extender el maquillaje por toda la cara para sacarle más partido, pero sin duda hay que mezclarla con una Beauty Blender o una brocha para difuminar y mezclar bien el maquillaje para un acabado más natural.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *