Baños para cuerpo, y pies cansados

Los baños de inmersión con sales marinas, contienen yodo, y son muy útiles para relajar la piel cansada de nuestro cuerpo tras los excesos navideños. Para pieles sensibles, o alérgicas se puede agregar una infusión de té de manzanilla, o de menta, con propiedades calmantes del sistema nervioso y descongestionantes de la piel.

Otra opción para la piel del cuerpo muy sencilla de preparar, consiste en media taza de una infusión de tilo y salvia, por cada dos tazas de agua hirviendo. El baño de inmersión no debería tener una temperatura menor de treinta y siete o cuarenta grados, y una duración de menos de veinte minutos.

Si no hubiera tiempo para el baño de inmersión, la ducha con variación de frío y calor y buena presión también puede ser tonificante. Para que sea más efectiva se puede poner una mezcla de aceite vegetal o de almendras, junto con el gel.

Frotando la espuma hace que el aceite se absorva mejor el aceite. Después de bañarse o ducharse, el acto de envolverse en una toalla y acostarse un poco sin haberse secado, durante un ratito también ayuda con la sensación de descanso y relajación corporal.

Si porque usaste muchos tacones en estas fiestas, tus pies no dan más, puedes también bañarlos en agua salada, es ideal para relajarlos y quitar dolores, especialmente si le agregas unas gotitas de aceite esencial, ginko biloba, centella asiática, o castaño de la India.



De Guapas

DeGuapas ofrece información sobre belleza, cosméticos y moda para la mujer actual. Si quieres verte guapa aquí tienes todo lo que necesitas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *