Ayuda a tu hijo a superar el duelo

La muerte de un ser querido no es fácil ni para adultos, ni mucho menos para niños. Para los niños la muerte es demasiada abstracta como para entender que es algo permanente. Las intervenciones para ayudar a un niño a superar el duelo dependerán de la edad del pequeño y también del grado de afectación.

Estrategias para ayudarle con el dolor

Existen algunas estrategias que pueden servirte si te das cuenta de que tu hijo está sufriendo mucho por una pérdida. Sigue estos consejos:

  • Sé honesto y directo sobre la pérdida. El uso de eufemismos, como “lo perdimos” o “ella está durmiendo ahora”, puede confundir y asustar a un pequeño. Es importante que un niño entienda que la persona no solo está durmiendo o perdida, sino que su cuerpo dejó de funcionar y no regresan. Por supuesto, los detalles espantosos no son necesarios, pero debes concentrarte en decir la verdad.
  • Ayuda a tu hijo a reconocer la pérdida. Eres tú quien decide si es apropiado o no que tu hijo asista al funeral. Pero si tu hijo no quiere ir, no le obligues a hacerlo. Puede encontrar otras formas de reconocer la pérdida. Puede escribirle una carta, celebrar el día de su cumpleaños de forma íntima, encender una vela, o crear un álbum de imágenes con esa persona.
  • Sé paciente. La aflicción de un niño entra y sale, y para un adulto, puede sentirse como si estuviera el pequeño avanzando cuando en realidad no es así. Es crucial ser paciente y responder de manera honesta con comodidad y verdades cada vez que regresen a un momento de dolor. Un recordatorio, como el aniversario de la muerte, podría despertar el proceso de duelo… y hay que ser paciente y centrarse en el amor y apoyo incondicional.

  • Habla con otros cuidadores. Los maestros, en particular, deben estar al tanto de lo que sucede con la familia. Necesitan conocer información sobre la muerte, a quién acudir si ven señales de angustia y una forma adecuada de ayudar al niño si tienen un momento emocional estando en la escuela.
  • Cuidado. Tu hijo te buscará para ver cómo lidias con tus propias emociones y aprenderá de ti. Es necesario que te cuides y que hables abiertamente sobre tus emociones, pero ten cuidado y no cargues a tus hijos con demasiado problemas o pensamientos que no comprende porque son de adultos. Es posible que necesites asistir a terapia para cuidar mejor de tus emociones.
  • Lee libros sobre el duelo. Quizá tu hijo pueda beneficiarse de leer cuentos sobre la pérdida, la muerte o el dolor. Debes prepararte para respondes a sus preguntas cuando las personas fallecen. Si no sabes la respuesta, está bien decirle que no la sabes y que buscarás la forma de contestarle.

Es posible que no veas señales de dolor justo después de la pérdida, sobre todo si tu hijo es pequeño, pero esto no significa que no veas señales de dolor incluso años más tarde. Por ejemplo, una niña de 4 años que pierde a su padre no entenderá la finalidad de la muerte en ese momento. Pero, cuando ella tenga 10 años y haya un baile de padre e hija en la escuela, podría comenzar a presentar señales de dolor a medida que la realidad de lo que perdió realmente se manifiesta en sus emociones.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Educar hijos, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.