Ayuda a tu hijo a expresarse emocionalmente

Muñecos de papel sobre inteligencia emocional

Los niños también tienen que pasar en ocasiones por emociones que incluso para los adultos pueden ser complicadas… Aunque pueden volverse resistentes cuando viven circunstancias de pérdida o decepción. Es trabajo de los padres animar a los hijos a verificar lo que están sintiendo y usar palabras para expresar las emociones.

Al hacerlo, les ayudamos a desarrollar habilidades importantes, enseñándoles que es bueno descargar los sentimientos con palabras, en lugar de lastimarse a ellos mismos (o a otros). Existen algunas formas en las que puedes ayudar a tu hijo a expresarse, a continuación de damos algunos consejos para que lo consigas.

Evita la sobre-intelectualización

Algunos niños son extremadamente precoces, aprenden a usar un lenguaje sofisticado que los hace parecer mucho mayores de lo que en realidad son. Si bien es genial que tu hijo pueda expresar sus emociones, ten cuidado de no criarlo para que se desprenda de lo que está experimentando. Ser verbalmente hábil para describir emociones puede evitar que los sentimientos se sientan y procesen de verdad.

Modela formas saludables de lidiar con los altibajos de las vida

Todos nos enfadamos de vez en cuando, es la naturaleza humana. En lugar de reprimir los sentimientos o actuar de forma pasiva o agresiva, muestra a tu hijo cómo es experimentar la decepción de formas saludables, sin culpar a los demás o a uno mismo.

Permite que tu hijo llore siempre que lo necesite

La ira es casi siempre la manifestación externa del dolor y de la tristeza. Ayuda a tu hijo a llorar si es necesario, esto le ayudará a superar la frustración con mayor facilidad.

Fichas de puzzle con un corazón y un cerebro

Entiende que los niños sienten las cosas con intensidad

Por maravilloso que tu hijo sea capaz de expresar su frustración, puede que no siempre sea suficiente. Permite que golpee la almohada, un saco de boxeo, pateen o que griten. La ira es una emoción muy física, y las palabras solas no siempre son suficientes para disipar los sentimientos asociados.

Está bien sentirse enfadado

Los padres a menudo tratan de convencer a los hijos de que están montando un escándalo por nada. Explícale que entiendes que está frustrado sin intentar animarle o mejorar las cosas. Dile cosas como: “Realmente querías que Luis viniese a jugar, y parece que te ha puesto triste que no haya podido venir finalmente. Lo entiendo, tus sentimientos son desagradables pero podrás superar esa decepción”.

Permite que tu hijo juegue fuera de casa

Muchos niños pasan demasiado tiempo frente al televisor, el ordenador, el teléfono o la tablet…Mientras que las pantallas pueden ser divertidas, y compre a los padres unos minutos de silencio, los niños necesitan moverse, escalar, cavar y correr. Permite tiempo para que tu hijo queme las frustraciones del día con juegos al aire libre…

No olvides…

Recuerda que los niños experimentan frustración muchas veces al día. Si bien es cierto que los padres son felices si los hijos también lo son, los niños se vuelven resistentes al vivir a través de la pérdida y la decepción. Anima a tu hijo a expresar sus sentimientos, al final del día, lo capacitará para manejar los altibajos de la vida.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.