¡Auxilio! no tengo leche suficiente… ¿Qué hago?

Cuántas veces has escuchado decir a mamás recién estrenadas ¡mi leche no le llena! ¡cada vez tengo menos leche! ¡no me sale lo suficiente!.

No se debe olvidar que cualquier mujer puede aumentar su producción de leche en el momento que se necesite, siempre y cuando siga una línea de actuación adecuada.

Algunas probables causas:

  • No se estimula la producción: se separa al hijo de la madre, se les da biberón cuando tienen hambre, el niño está débil o presenta somnolencia.
  • La producción de leche se ve afectada por una madre asustada, insegura, estresada o físicamente agotada, o bien por tensiones que hay en el núcleo familiar.
  • No se coloca al niño correctamente al pecho.
  • Los hábitos de la madre: como la alimentación, medicamentos, adicciones, falta de descanso.

¿Qué hacer?

  • Amamanta a tu bebé frecuentemente, a libre demanda, esto ayuda en el aumento de producción de leche. Si tu hijo no pide comer con frecuencia, quizá se requiera de crearle el hábito, despertándolo en intervalos de 2 ó 3 horas, tu cuerpo también se adaptará.
  • Si ves a tu bebé inquieto a cierta hora de la tarde, no se trata de que tu leche no le llene, piensa que puede deberse a que está procesando las emociones de la jornada que se viven en tu casa a esa hora.
  • Estimula la secreción de la leche por medio de una extracción manual o con la ayuda de una bomba. Si deseas la puedes guardar para dársela cuando no estés con él en casa.
  • Por lo general los días séptimo y décimo después del parto, una mamá tiene temor de no tener leche, es estresante pero normal. Es una situación temporal que volverá a la normalidad después de 48 horas, lo importante es no dejar de darle.
  • Si notas que tus pechos disminuyen en su tamaño, también es normal, no significa que ya no te baje leche, es simplemente que tu estado normal de hinchazón está bajando.
  • Si no te baja suficiente leche debido al reflejo de eyección, estimula con ejercicios, masajes, duchas calientes, baños de pies, y bebidas calientes.
  • Toma muchos líquidos y sigue una dieta equilibrada, rica en calcio, proteínas y vitamina B(12).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *