Así tus hijos podrán ser felices a tu lado

Si quieres aprender a ser un buen padre que cumple con las necesidades de sus hijos, entonces tendrás que tener en cuenta que la felicidad no es una meta, si no un camino. En ese camino deberéis ir toda la familia unida, como un equipo.

Los padres tienen uno de los trabajos más difíciles que hay. Y dado que las mamás y los papás no reciben un manual práctico sobre el parto o la crianza, es perfectamente normal preocuparse por cómo ser un buen padre o madre que cumpla sistemáticamente con las necesidades de sus hijos. De hecho, si te preguntas cómo puedes hacer las cosas mejor, ya es una excelente señal de que vas por el buen camino.

Tus hijos serán felices a tu lado…

Los niños son los encargados de darte las pistas para que sepas qué necesitan a cada momento. Incluso como recién nacidos, los niños nos muestran lo que necesitan con algunas señales: cuando llora te dice que tiene hambre, que está enfermo o molesto, etc.

A medida que crecen, los códigos de los niños y las solicitudes de ayuda son más difíciles de descifrar. Cuando le preguntas a tu hijo directamente, ‘¿Cómo estás?’ Es probable que apenas obtengas información puesto que con decir ‘bien’ o con encogerse de hombros será más que suficiente respuesta. Es normal que a media que tus hijos crezcan tengas que luchar con la descodificación de lo que tu hijo necesita.

Como padre o madre, es tu trabajo equilibrar estos deseos competitivos y en rápida evolución. Es un dilema parental tan antiguo como el tiempo: los padres tienen el desafío de tratar de encontrar la manera de darles a sus hijos el espacio y la independencia que desean, al mismo tiempo que se aseguran de ser los padres que sus hijos también necesitan.

Si quieres aprender a ser un buen padre o una buena madre y que tus hijos son felices porque cumples con las necesidades que tienen, no te pierdas estos consejos:

  • Respeta los intereses de tu hijo. Al prestar atención a los intereses y deseos de tu hijo, estás nutriendo tu relación con él y demostrando que estás presente y comprometido en su vida. Hacer esto te permitirá ser el padre que tu hijo necesita porque entenderás a tu hijo en un nivel más profundo y más fundamental.
  • Escucha realmente cuando te habla. Retén tus comentarios y escucha primero todo lo que tu hijo quiere decirte. Esto creará una comunicación abierta y fácil entre vosotros. No solo es más probable que tengas información honesta al usar este enfoque, es más probable que tu hijo acuda a ti nuevamente la próxima vez que tenga un problema.
  • Cambia la perspectiva. Intente comprender el punto de vista de tu hijo y haz un esfuerzo por ponerte en sus zapatos de vez en cuando. Comprender la perspectiva de tu hijo te permite interpretar mejor sus señales y ser el padre de calidad que deseas ser.
  • Ofrece empatía. No importa la edad que tenga tu hijo, la empatía siempre debe estar en vuestra relación. Tu hijo necesita sentir y aprender de ti la empatía, ver cómo respetas sus emociones y sentimientos, cómo le ayudas a guiar su interior para el control de esas emociones y sobre todo, para su entendimiento.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Consejos mamás, Madres

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.