Aquilea, una planta medicinal magnífica para tu jardín

La Achillea macrophylla pertenece al género de las Aquileas y se trata de plantas herbáceas muy recomendadas para tener en jardines por sus variados colores y para hacerlo más llamativo. Las puedes tener tanto en macetas como sembradas directamente en el suelo. Para cuidarlas correctamente y tiñan de color tu jardín debes tener en cuenta unos cuantos requisitos y cuidados que necesita la planta. Por ello, en este post te lo vamos a contar todo.

¿Quieres aprender sobre la aquilea?

Características principales

La aquilea es una planta bastante fácil de cuidar aunque hay que tener en cuenta varios aspectos. Hay algunas que tienen propiedades medicinales que han sido utilizadas. Tienen su origen en Europa, Asia, América del Norte y son conocidas vulgarmente por el nombre de aquilea.  Si las cuidamos correctamente, pueden llegar a alcanzar hasta el metro de altura. Tiene las hojas alternas y por lo general son de tipo dentada.

Con respecto a sus flores, están distribuidas en inflorescencias y pueden tener diferentes tipos de colores como lo son el blanco, el rosa o amarillo. Sus semillas son de tamaño pequeño y de forma ovoide y aplanada. Las semillas son muy fáciles de encontrar en cualquier tienda de jardinería.

Cultivo de Achillea macrophylla

Cultivar esta planta necesita que cumplamos diferentes cuidados y requisitos. No es demasiado exigente, pero si queremos que sus flores sean lo más viva posible para darle colorido al jardín hay que tener en cuenta estos aspectos.

Lo primero es buscarle una buena ubicación. Estas plantas necesitan una exposición soleada para realizar bien la fotosíntesis y obtener todos sus nutrientes. Es conveniente que al cabo del día, estas plantas reciban al menos unas 5 horas de luz directa.

Como podemos deducir de este tipo de plantas, la aquilea no necesita de un suelo con gran calidad ni muy bien tratado. No es exigente para ello. Puede crecer en casi cualquier tipo de suelo. Lo único con lo que sí te puedes topar es que el suelo debe tener un buen drenaje para que, cuando se riegue, se evite el encharcamiento. Si regamos en exceso, podemos llevar a nuestra planta a su muerte.

Si el jardín en el que sembramos tiene tendencia a compactarse, es buena idea hacer agujeros para las plantaciones de unas dimensiones de 50×50 cm. Una vez hechos los agujeros, tan sólo debemos mezclar la tierra con perlita a partes iguales. Es esta mezcla la que mejora completamente el drenaje del suelo y evita el estancamiento de agua. Una opción que tenemos es sembrar la aquilea en macetas. Si lo hacemos así, necesitaremos un sustrato universal para plantas y perlita para evitar el estancamiento.

Cuidados necesarios

La aquilea necesita de algunos cuidados que debemos cumplir si queremos mantenerla saludable. Lo primero es el riego. El riego debe tener una frecuencia que varía completamente en cada época del año en la que nos encontremos. Evidentemente, es más necesario regar en las épocas más cálidas que en pleno invierno. Sin embargo, podemos fijarnos en un indicador clave para saber en qué momento debemos regar. No podemos dejar en ningún momento que la tierra llegue a permanecer seca por completo. Por ello, durante la época más cálida de verano se aconseja regar cuatro veces por semana. El resto del año y de las épocas más frías, dependiendo del régimen de precipitaciones que haya en cada momento, podemos ver con qué frecuencia regar. Por lo general, se riega cada 4 o 5 días.

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de cuidar nuestra aquilea es el abonado. Si está plantada en el jardín, la mejor opción de abonado es uno en polvo. Por el contrario, si la tenemos cultivada en maceta, necesitaremos un abono líquido. Podemos utilizar también algún abono sintético como puede ser el abono universal.

Si queremos plantar la aquilea o trasplantarla debemos esperar ciertas épocas del año para garantizar su éxito y que puedan crecer correctamente. Durante la primavera, es el año ideal en el que podemos plantar directamente en tierra o trasplantarla. Si decidimos cultivarla en maceta, debemos tener en cuenta que hay que cambiarla a una maceta mayor que tenga al menos 2 o 3 cm más que el recipiente anterior.

Mantenimiento y multiplicación

Con estas plantas no debemos tener miedo ante el ataque de alguna plaga o enfermedad porque son demasiado resistentes. Lo que sí debemos es tener en cuenta que tenemos que realizar algunas tareas de mantenimiento como lo es la poda. La época del año donde se deben podar es después de la floración. De esta forma podremos verlas más bonitas y garantizar que tengan un mejor crecimiento.

Ahora pasamos a hablar de la multiplicación. La Achillea macrophylla se puede multiplicar de varias maneras. Desde sembrar directamente en semillero o dividiendo las matas a comienzos de la primavera cuando las temperaturas son más altas.

Si queremos hacerlo mediante siembra directa debemos hacer lo siguiente:

  • Rellenar el semillero con un sustrato universal y algo de perlita.
  • Colocaremos las semillas en la superficie y dejamos unos 3 cm de distancia entre cada una para que tengan espacio suficiente para crecer.
  • Una vez introducidas, el semillero será rellenado con un poco de agua para que el sustrato se humedezca.

En tan sólo unos 4 o 5 días comenzarán a germinar.

Si queremos reproducirlas por división, debemos tener en cuenta que tenemos que extraer las plantas si están en maceta. Estas plantas son capaces de aguantar heladas de hasta -7 grados.

Propiedades de la aquilea

Como hemos mencionado antes, no sólo sirven de uso ornamental, sino que también se emplean en uso medicinal. Tiene propiedades desinfectantes y alivia tremendamente algunas afecciones de la piel. Ante las hemorroides, puede ser una buena opción.

También puede favorecer a mejorar las digestiones pesadas y son realmente eficaces para las personas con diarrea o úlceras en el estómago.

Espero que con esta información puedas conocer mejor a la Achillea macrophylla y disfrutar tanto de su poder ornamental como de sus propiedades medicinales.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.