Aprende a reconocer tus patrones emocionales

¿Cómo te sientes hoy? ¿Estás feliz? ¿Triste? ¿Enfadado? ¿Frustrado? Recordar las emociones de las últimas 24 horas puede ser bastante fácil, pero, ¿sabes cómo te sentiste el viernes pasado? Quizá te cueste un poco contestar a esta última pregunta. Y si te pregunto, ¿cómo te sentiste hace 5 semanas? Aún será más complicado responder. Entender los patrones emocionales es muy importante.

Las emociones que sientes te afectan a cada minuto y a cada segundo de tu vida. Si te sientes ansioso por el trabajo o estresado, es más fácil que cometas errores y que dejes de crear grandes ideas. Cuando te sientes frustrado por otras razones, quizá sientas desmotivación y apatía. Si estás enfadado con alguien de forma inconsciente estarás tratando a otras personas de malos modos (y ellos no tienen culpa de tu malestar). Si no conoces los patrones de tus emociones, entonces no podrás resolver tus problemas y mejorar las situaciones que te incomodan.

Las emociones deben tener la misma importancia que el dinero

¿Algunas vez te lo has planteado así?  La gente trata el dinero con mucha importancia, a veces demasiada y deja de lado sus emociones. Las emociones son importantes porque nos dicen cómo estamos y si hay algo que deberíamos cambiar en nuestra vida para estar mejor. Cuando se tiene menos dinero del que te gustaría, es posible que ajustes los gastos para poder llegar a fin de mes. Adaptarás tus hábitos de gasto en consecuencia para poder ahorrar y tienes más disponibilidad económica. En otras palabras, si no haces un seguimiento de tu dinero, no tendrías una buena economía.

Así es como deben tratarse las emociones, exactamente igual. Al dar la misma importancia a cómo nos sentimos, reconociendo por qué nos sentimos de cierta manera y qué es lo que lo causó, se podrán sintonizar mejor para identificar y manejar las emociones de una manera más positiva y estar mejor con nosotros mismos y con el mundo que nos rodea.

3 cosas que debes escribir cada día

A lo largo de un día y también los siguientes, escribe lo siguiente:

-Tu emoción general del día

-Los eventos que has vivido en el día

-El vínculo entre tu emoción y lo que ha sucedido

Cuando hagas esto, notarás que tus emociones fluctúan en diferentes días, es decir, que unos días puede que estés más contenta que otros. Esto es completamente normal. Después de todo, somos humanos y puede ser difícil controlar lo que nos sucede y cómo respondemos a los estímulos que nos rodean, por eso es importante que empieces a entender un poco más tus emociones.

No te debes presionar para ser feliz constantemente porque eso no es real. Una vez que empiezas a rastrear tu estado de ánimo y los eventos que vives, podrás comenzar a ver las conexiones entre tus estados de ánimo y os eventos. Revisar tus emociones significa ser capaz de ver qué es lo que te hace feliz, te pone triste, te genera ansiedad o te enfada.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *