Aprende a pintar tus muros (parte 2)

aprende-a-pintar.jpg Hoy comenzaremos aprender ¿Cómo pintar?

Es importante seguir una secuencia específica al pintar. Siempre comienza pintando un ambiente de arriba hacia abajo: el techo “Siempre” es primero, luego las paredes, ventanas y puertas y finalmente los zócalos del piso.

Techos
Primero realiza una franja de 2 pulgadas de ancho con una brocha alrededor de los bordes del techo. Toma luego un rodillo (usualmente de 3/8 de pulgada para pinturas lisas) con un palo de extensión de 4 a 5 pies.

Empieza por una esquina, pinta una sección de alrededor de 3 pies cuadrados. Usa un patrón de zigzag en el techo, método que dispersará la pintura en el rodillo más uniformemente. Sigue pintando esta sección de 3 pies sin volver a echarle pintura al rodillo hasta que la sección está bien cubierta con pintura. Continúa pintando el techo a lo largo de la parte que sea más corta y siempre en secciones de 3 pies cuadrados, solapando mientras que la pintura está húmeda para evitar dejar marcas.

Paredes
Comenzando en el techo, pinta una franja de dos pulgadas con una brocha. Continúa pintando una franja de 2 pulgadas en las esquinas, alrededor de las ventanas, puertas, gabinetes y guardapolvos. Nota: Hay herramientas a la venta en pinturerías que facilitan este proceso. Otro truco incluye quitarle un poco la cubierta al rodillo para que el borde del rodillo se acerque más al techo, ventana y puerta.

Cambia a un rodillo y pinta en una dirección vertical usando un patrón de zigzag. En la primera pasada, empuja el rodillo hacia arriba, luego pinta en un patrón formando una “M” para distribuir uniformemente la pintura en el rodillo. Trabaje en secciones de 3 pies. Cubra con pintura el patrón de la “M” sin volver a echarle pintura al rodillo sino hasta que la sección está bien cubierta con la pintura. Siga con este método hasta que haya terminado la pared; haciendo retoques en los lugares que no pintó bien cuando la pintura está húmeda ayudaró a reducir la probabilidad de que haya diferencias en el brillo o acabado.

La mayoría de fabricantes recomiendan que al terminar de pintar una pared se asegure de que tiene suficiente pintura para pintar la siguiente pared. Comenzar a usar un tarro de pintura nuevo a la mitad de una pared puede resultar en colores levemente distintos, algo que se notará.

Abrí totalmente las puertas para poder alcanzar bien todas las partes a pintar. Cubra con cinta adhesiva protectora de papel las bisagras y otras partes de metal para protegerlas.

Empieza siempre pintando en la parte de arriba. Si la puerta tiene paneles, empieza con los paneles, las secciones horizontales luego y, finalmente, las secciones verticales. Si la puerta se abre hacia el cuarto que está pintando, usa el mismo color en el borde del cerrojo que usá para el resto de la puerta. Si se abre hacia el otro cuarto, no pinte el borde donde están las bisagras. Este debe ser del mismo color como el otro cuarto. nmhome

Cuida tu cuerpo
¿Quieres estar en forma y disfrutar de una vida saludable? No te pierdas estos consejos para conseguirlo:
¡Adiós a la celulitis!Gimnasia facial sin cirugía

Deja un comentario