Aprende a pintar tus muros (parte 1)

Aprende a pintar tus muros (parte 1)La pintura del interior de nuestras viviendas es uno de los proyectos de mejoras mas rápidos que uno le puede dar a su hogar. La pintura puede transformar rápida y dramáticamente la apariencia de un cuarto, un apartamento o toda una casa. Pintar puede ser divertido, económico y proporcionar un sentido de satisfacción personal. Hasta un principiante puede obtener a menudo los mismos resultados que un pintor profesional si se siguen tres simples reglas:

Regla número uno: Prepara la superficie adecuadamente

  • El buen resultado que obtendrás de la pintura dependerá de que la pintura se adhiera bien y, para que esto ocurra, las superficies deben estar limpias. Antes de tomar una brocha o rodillo para pintar, es importante asegurarse de que la superficie es adecuada para ser pintada.
  • Se debe quitar el polvo y mugre que se haya acumulado en las paredes, techos y molduras con agua jabonosa. Después de lavarlas, las superficies se deben enjuagar bien con agua y dejarlas secas completamente.

  • Una espátula para masilla se puede usar para llenar grietas, agujeros y otras imperfecciones en la superficie con una mezcla de yeso para parcheo o una mezcla acrílica de calafateo de buena calidad. Si usa una mezcla de yeso, después de que se seque, lije la superficie hasta que quede lisa y al mismo nivel de la pared; la mezcla de calafateo se debe aplicar de tal manera que quede lisa y desvanecida.
  • Si las paredes o los techos tienen manchas de agua o están muy desteñidas, quizás sea necesario, antes de pintarlas, echarles una capa protectora a prueba de manchas a base de látex o de aceite para prevenir que las manchas se vean después de echar la nueva pintura.

Regla número dos: Use sólo pintura de buena calidad

  • Comparadas con la pintura común para interiores, las pinturas y acabados de buena calidad son más fáciles de usar y ofrecen un resultado y rendimiento mejor a largo plazo.
  • En cuanto a los beneficios de aplicación, las pinturas de calidad no salpican ni tienden a mostrar las huellas de la brocha. Y puesto que cubren mejor que las pinturas comunes, una sola capa a menudo es suficiente para obtener un buen trabajo de pintura y ahorrar tiempo, trabajo y dinero.
  • Las pinturas de calidad para interiores son también más duraderas que las pinturas ordinarias. Son resistentes a desteñirse, amarillarse y mancharse y si llegaran a mancharse, a menudo la decoloración se puede lavar sin dañar el acabado.

Regla número tres: Invierta en herramientas de buena calidad

  • Para obtener lo mejor de la pintura de interiores de buena calidad, aplícalas con brochas y rodillos de buena calidad. No sólo le darán a la pintura un acabado más parejo, sino que también facilitarán el trabajo.
  • Las mejores brochas tienden a ser bien balanceadas, sostienen bastante pintura y aplican la pintura de una manera pareja. Busca brochas con cerdas bien compactadas y pruébalas para ver si recuperan su forma. Fíjate también que las cerdas no se desparramen demasiado.
  • Al aplicar las pinturas más populares a base de látex o de agua, es importante usar brochas y rodillos con cerdas y cubiertas sintéticas. Mantendrán la rigidez y forma sin importar a cuanta agua estén expuestos. La mayoría de pinturas a base de aceite se pueden aplicar con brochas o rodillos hechos ya sean de materiales sintéticos o naturales.

Pintar el interior puede ser algo tan simple como contar uno, dos y tres, pero no hay fórmulas mágicas. Para obtener los mejores resultados, la preparación de la superficie a pintar y pintura y herramientas de buena calidad son esenciales. nmhome


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *